Problemas con las perforaciones en la nariz

Las zonas comunes de las perforaciones en la nariz son las fosas nasales, el tabique y el puente. Los tiempos de curación varían según el lugar; las perforaciones en las fosas nasales sanan en dos a cuatro meses, las del puente se curan entre 8 y 10 semanas, mientras que las perforaciones en el tabique pueden tardar entre 6 y 8 meses en curar. Los problemas asociados con las perforaciones nasales también pueden ser específicos para cada lugar o comunes a los tres.

Infección

Como con las perforaciones en otras partes del cuerpo, las de la nariz tienen riesgo de infecciones. Según la American Academy of Family Physicians (AAFP), la infección de una perforación nasal requiere tratamientos agresivos con antibióticos para combatir las especies de Staphylococcus que se encuentran comúnmente en la mucosa nasal. Las infecciones son comunes durante el proceso de curación de una perforación, pero también se pueden producir después de que ésta haya sanado por completo.

Deglución, aspiración o desplazamiento de las joyas

Las joyas alojadas en las perforaciones nasales pueden ser tragadas o aspiradas por la cavidad nasal. También pueden desplazarse de su ubicación original. La deglución y aspiración de las joyas puede ocurrir en las perforaciones de las fosas nasales o el tabique. Otro problema asociado con las joyas en la nariz es que pueden zafarse causando que la parte trasera de la joya se incruste en la pared de tu nariz. Puede ser necesario retirarla con cirugía si esto sucede.

Necrosis de la pared nasal

Uno de los problemas serios asociados con las perforaciones en la nariz es la necrosis de la pared nasal. Necrosis significa la muerte localizada de las células vivas. Las perforaciones en la nariz en el tabique y en ambas paredes laterales tienen un posible riesgo de necrosis.

Pericondritis de la pared nasal

Las perforaciones en el cartílago de la nariz corren el riesgo de pericondritis en la pared nasal. La pericondritis es la inflamación del pericondrio, una membrana densa de tejido conectivo que envuelve la mayoría de los cartílagos del cuerpo humano.

Formación de un hematoma septal

Perforar el tabique de tu nariz puede causar un hematoma septal, que es un sangrado o moretón en el septo. El septo es la zona de la piel y el cartílago que separa las fosas nasales. Los síntomas de hematoma septal incluyen congestión nasal, dificultad para respirar e inflamación dolorosa.

Rechazo

El rechazo es una posibilidad en cualquier tipo de perforación corporal, pero las del puente tienen una alta proporción de rechazo. Esto sucede cuando tu cuerpo literalmente despide la joya de metal de la zona perforada. Los rechazos se pueden producir durante o después del tiempo de curación en la nariz u otras perforaciones corporales y pueden estar relacionados con la clase de metal del cual está hecha la joya.

Más galerías de fotos



Escrito por katherine kally | Traducido por maria eugenia gonzalez