Problemas intestinales en la menopausia

La menopausia marca el final de la menstruación y la fertilidad de las mujeres. El proceso de la menopausia comienza con cambios en el ciclo menstrual y la ovulación y es completamente el fin de la menstruación. Los niveles reducidos de las hormonas en tu cuerpo pueden causar síntomas como sofocos, irritabilidad, períodos irregulares, insomnio y disminución de la libido. Además, pueden producirse cambios en tu sistema gastrointestinal.

GERD

Puedes estar en mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de reflujo gastroesofágico, GERD (por sus siglas en inglés), después de la menopausia debido a los cambios hormonales, según un estudio publicado en mayo de 2008 por "Journal of the American Academy of Nurse Practitioners", que examinó los síntomas de la prevalencia y el patrón de reflujo gastroesofágico en las mujeres perimenopáusicas y menopáusicas. La GERD ocurre cuando el ácido del estómago regurgita hacia el esófago, el conducto que lleva el alimento desde la boca hasta el estómago. La regurgitación del ácido es también conocida como acidez estomacal. La acidez causa una sensación de ardor detrás del esternón en el centro del pecho. La acidez estomacal que ocurre más de dos veces por semana puede ser indicativa de la GERD, afirma la Clínica Cleveland. Otros síntomas de la GERD incluyen una sensación de ardor o una sensación de aspereza en la garganta, una sensación de que la comida queda atrapada en la garganta, ronquera y tos seca.

Incontinencia fecal

La incontinencia fecal, o la fuga de heces, es una queja común durante la menopausia, dice la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS, por sus siglas en inglés). Los cambios hormonales en la menopausia como resultado la relajación de los músculos de la pelvis encargados del control de los intestinos. NAMS establece que hasta una cuarta parte de las mujeres sufren de incontinencia fecal durante la menopausia. La fisioterapia puede ayudar a fortalecer el suelo pélvico y los músculos rectales para un mejor control de la eliminación.

Hinchazón y gas

El gas intestinal puede llegar a ser problemático una vez que entras en la menopausia, según MenopauseRX.com. El gas se forma en los intestinos como una parte natural del proceso de la digestión de los alimentos. El consumo de alimentos con alto contenido de fibra, si bien es beneficioso para la buena salud y la digestión, puede aumentar los gases intestinales. Las mujeres en la menopausia pueden ser más propensas a seguir una dieta alta en fibra para optimizar la salud, afirma MenopauseRx.com, que puede conducir a un aumento de gas. El avance de la edad también puede desempeñar un papel. La hinchazón abdominal y distensión se pueden experimentar con el aumento de gas. Considera el uso de tabletas anti-gas o ajusta tu dieta para ayudar con el gas, sugiere MenopauseRx.com.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth otto | Traducido por martín giovana