Problemas de gas con una dieta alta en fibra

La fibra es una parte importante de una dieta saludable. Puede ayudar a mantener el movimiento intestinal, evitando el estreñimiento, así como potencialmente beneficiar tu salud cardiovascular y ayudar a controlar tu peso. Sin embargo, si comes más fibra de la que estás acostumbrado, puedes tener gases e hinchazón. Ajustar tu ingesta de fibra por lo general puede ayudar, así como tomar suplementos para ayudar a reducir los gases intestinales. Si el gas persiste o es grave, podría ser signo de un trastorno intestinal, como el síndrome del intestino irritable. Consulta a un médico, si este es el caso.

Datos sobre la fruta

La fibra dietética, el tipo de fibra que consumes, se encuentra en todos los alimentos de origen vegetal. La mayoría de las plantas contienen una mezcla de los dos tipos de fibra dietética, insoluble y soluble. La fibra insoluble no se disuelve en agua y es responsable de una masa fecal. La fibra soluble se disuelve en agua y crea un banco de gel, lo que crea heces más abultadas, pero también ayuda a prevenir el exceso de absorción de azúcares y almidones, ayudando a mantener los niveles de colesterol bajos. El bajo colesterol puede ser beneficioso para el corazón. La fibra soluble genera más gas en comparación con la fibra insoluble, de acuerdo con el Ohio State University Medical Center.

Problemas de la fibra

La fibra crea bultos en las heces, ya que no es digerible en el intestino delgado, pero esto significa que pasa al intestino grueso prácticamente sin cambios. Las bacterias en el intestino delgado intentan romperla lo mejor que pueden, pero esto puede producir una gran cantidad de gas, especialmente si no estás acostumbrado a consumir una gran cantidad de fibra. Una vez que tu cuerpo se acostumbra a mayores niveles de fibra, la cantidad de gas intestinal debe disminuir, de acuerdo con University of Maryland Medical Center. Comer una gran cantidad de fibra en una sola sesión, incluso si consumes normalmente una buena cantidad de fibra, también puede causar gas.

Recomendaciones de fibra

La Harvard School of Public Heath recomienda que los niños y los adultos consuman por lo menos 20 a 30 gramos de fibra por día. Si no estás consumiendo esta cantidad por día, poco a poco aumenta el consumo de fibra durante varias semanas hasta que lo hagas. Esto puede ayudar a prevenir la formación de gases, mientras que también te da los beneficios de una dieta rica en fibra. Bebe mucha agua, especialmente si estás tomando suplementos de fibra, también puede ayudar a prevenir el gas. Los suplementos que contienen simeticona también pueden ayudar a reducir la cantidad de gas intestinal cuando consumes fibra. Si consumes una cantidad por enciema de la porción diaria recomendada de fibra, reducir tu consumo también podría ayudar a aliviar los síntomas de gases e hinchazón.

Otras consideraciones

Realizar ajustes de tu consumo de fibra por lo general elimina los problemas debido a los gases intestinales. Sin embargo, si sigues teniendo problemas con el gas o tienes otros síntomas tales como hinchazón, calambres o diarrea, aún después de realizar los ajustes, consulta a un médico para descartar un trastorno digestivo. Aunque algunos trastornos digestivos, particularmente, el síndrome del intestino irritable, pueden beneficiarse de aumentar su consumo de fibra, en algunos casos, el consumo de fibra puede empeorar los síntomas. Los síntomas de gases, hinchazón y calambres indicios comunes de los trastornos intestinales.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por verónica sánchez fang