Problemas de estómago en triatlones

Los triatlones -- carreras de resistencia que combinan natación, correr y montar en bicicleta -- a veces causan a los triatletas malestar estomacal durante el entrenamiento y la competencia. Una revisión de 2011 publicada por "Journal of Sports Sciences" señala que hasta un 32 por ciento de los atletas que compiten en triatlones de larga distancia experimentan malestar gastrointestinal grave. Los síntomas pueden incluir náuseas, dolor abdominal, calambres y vómitos.

Flujo sanguíneo

Al competir en un triatlón o cualquier otra forma de ejercicio de resistencia, el flujo sanguíneo se redistribuye dentro de tu cuerpo. Tus músculos reciben más sangre porque necesitan oxígeno y nutrientes para seguir trabajando. Tu piel también obtiene más flujo de sangre para ayudar a disipar el calor. Por otra parte, el flujo de sangre a los órganos del aparato digestivo se reduce en gran medida, lo que puede provocar náuseas, vómitos, calambres intestinales y diarrea. Cuanto más caliente sea la temperatura el día de la carrera, mayor cantidad de sangre es desviada de tu tracto digestivo para la piel, aumentando la probabilidad de malestar estomacal.

Permeabilidad estomacal

El suministro de sangre reducido en el tracto digestivo durante un triatlón puede provocar un mal funcionamiento temporal del revestimiento del intestino conocido como "síndrome de intestino permeable". Las células que recubren el tracto digestivo están normalmente unidas de manera firme, previniendo que las sustancias no deseadas entren en el cuerpo. Con el síndrome de intestino permeable, las uniones entre las células de revestimiento intestinal se aflojan, permitiendo que las toxinas bacterianas y otros productos químicos que normalmente se limitan al intestino pasen a la circulación. Esto puede contribuir a causar problemas estomacales, como náuseas, vómitos y dolor abdominal.

Deshidratación

Al competir en un triatlón, el cuerpo pierde grandes cantidades de líquido a través del sudor, especialmente cuando hace calor. La deshidratación agrava los problemas estomacales provocados por el ejercicio, ya que limita aún más el flujo de sangre al tracto digestivo y reduce la velocidad de evacuación del estómago. También es más probable que sufras más el calor si estás deshidratado, lo que puede provocar náuseas y vómitos. Beber una bebida deportiva que contenga una baja concentración de carbohidratos y de sodio puede aumentar la absorción de agua durante un triatlón, ayudando a prevenir la deshidratación. Beber agua en exceso -- más allá de lo necesario para prevenir la deshidratación -- puede conducir a una peligrosa condición llamada hiponatremia, o bajo sodio en la sangre. Esta rara enfermedad se refiere a veces como "intoxicación por agua".

Prevención

En 2009, el American College of Sports Medicine, la American Dietetic Association y la asociación de Dietitians of Canada dieron a conocer una declaración de posición para esbozar recomendaciones de nutrición para los atletas. Los grupos sugieren beber de 2 a 3 ml de agua o una bebida deportiva por libra de peso corporal por lo menos 4 horas antes de un evento. Evita las grasas y la fibra antes de un triatlón, ya que pueden retrasar la evacuación del estómago. Durante una carrera, el informe recomienda beber una bebida deportiva que contenga electrolitos, como sodio y potasio, junto a un 6 a 8 por ciento de carbohidratos. Es importante beber suficiente líquido para evitar la deshidratación, sobre todo cuando hace calor. La orina oscura o la pérdida de más del 2 por ciento de tu peso corporal en el final de la carrera indica que no has podido mantenerte bien hidratado, aumentando tu riesgo de problemas estomacales.

Más galerías de fotos



Escrito por joe miller | Traducido por georgina velázquez