Problemas de conducta social en hijos únicos

Las familias con hijos únicos son el tipo de familia con el crecimiento más rápido en los EE.UU., de acuerdo con el libro "Los siete pecados comunes de criar un hijo único: una guía para padres y familias". Aunque criar un hijo único tendrá sus retos respecto a enseñar la conducta social, estos retos pueden superarse y probablemente se resuelvan por sí solos durante los años de educación primaria.

Habilidades sociales

Douglas Downey, un investigador en Ohio State University, encontró en un estudio de 2004 que los niños del jardín de infancia que no tenían hermanos obtenían una puntuación menor en habilidades sociales que aquellos que sí los tenían, de acuerdo con un artículo en PsychologyToday.com. Downey dijo que cree que los niños con hermanos tienen mayor capacidad para manejar relaciones con sus pares porque los hermanos promueven las habilidades sociales e interpersonales de un niño. Aunque no siempre se lleven bien, aprenden a resolver el conflicto cuando discuten, lo cual es una habilidad social importante y difícil de desarrollar.

La transición a la escuela

Danielle Wood, editora en jefe de Education.com, resalta la creencia de Alfred Adler acerca de que la personalidad de un niño es afectada por el momento en que nace. De acuerdo con su teoría del orden del nacimiento, los hijos únicos son el centro de atención de sus padres y la transición a la escuela puede ser difícil. No están acostumbrados a tener que trabajar con otros niños y tal vez tengan problemas para arreglárselas cuando no consigan hacer lo que desean. Sin embargo, Wood señala que toda esa atención adicional tiene sus ventajas, pues los hijos únicos tienen vocabularios más desarrollados, demuestran madurez y son creativos debido a su experiencia en entretenerse a sí mismos.

Las buenas noticias

Aunque los hijos únicos tienden a quedarse atrás en sus habilidades sociales cuando entran al jardín de infancia, un estudio de 2010 por la Ohio State University reveló que ellos se ponen al corriente para el momento en que llegan a bachillerato, de acuerdo conun artículo del U.S. News and World Report en 2010. Durante sus años de educación primaria y secundaria, los hijos únicos se involucran más en clubes y deportes, y tienen más oportunidades de interaccionar y practicar habilidades sociales, desarrollando la confianza en sus habilidades interpersonales a lo largo del camino.

Lo que puedes hacer

De acuerdo con un artículo de PsychologyToday.com en 2010, los padres de hijos únicos deben buscar oportunidades de forma temprana para sociabilizar a sus hijos. Invita a casa a niños del vecindario para que jueguen e inscribe a tu pequeño en deportes de equipo. Modela para él amistades saludables y afectuosas y habla acerca de lo valiosos que son tus amigos para ti. Trata de mantenerte al margen cuando tu hijo se involucre en un desacuerdo con sus compañeros y déjalo arreglárselas por sí mismo. Aconséjalo sólo cuando sea necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por carly seifert | Traducido por alejandro cardiel