Problemas comúnes en el entrenamiento para ir al baño en niños grandes

Muchos niños mayores experimentan problemas de esfínteres. El problema más frecuente es el orinarse en la cama, médicamente conocida como enuresis. En los primeros años de primaria los niños también pueden experimentar el mojar la cama, conocida como enuresis diurna. El estreñimiento y la encopresis, la fuga de heces en la ropa interior, también pueden ser preocupaciones.

Mojar la cama, eneuresis


El mojar la cana típicamente se termina a los seis años.

Muchos niños luchan con la enuresis a pesar de que se considera normal en el proceso de desarrollo hasta la edad de seis años. Los niños tienden a experimentar enuresis más frecuencia que las niñas. Mojar la cama a menudo se da en familias con hermanos mayores o padres que tienen antecedentes del problema. Los niños que están en un sueño profundo o tienen problemas para despertar del sueño pueden verse afectados también. Los problemas médicos, tales como hormonas, infecciones y malformaciones en el tracto urinario o de la vejiga también pueden ser factores que contribuyen. Es importante que los cuidadores comprendan que la enuresis no debe ser castigada y que no es un problema de conducta o una indicación de que el niño es perezoso.

Mojar la cama en el día, eneuresis diurna

Los niños que se orinan durante el día están experimentando enuresis diurna. Este diagnóstico se da cuando la humedad se produce después de que un niño ha sido plenamente capacitado para ir al baño. Aunque la enuresis diurna no es tan común como la enuresis durante el sueño, muchos niños que la sufren también luchan con la enuresis nocturna. El estrés y los cambios en la lista de un niño o la vida familiar pueden contribuir al problema. Además, los niños que se orinan durante largos períodos y orinar menos de tres veces al día, a menudo se ven afectados. Cuando los haces orinar, los niños afectados a menudo no vacían completamente la vejiga creando accidentes.

Constipación

El estreñimiento se diagnostica cuando un niño tiene grandes heces duras o secas que son difíciles de pasar y el niño tiene menos de tres evacuaciones a la semana. Los niños pueden sufrir estreñimiento cuando no obtienen suficientes líquidos o fibra en su dieta. El estreñimiento también puede ocurrir cuando los niños se aguantan las ganas de ir al baño con frecuencia, resistiendo el impulso de ir, por no querer interrumpir el juego o sentir vergüenza de ir a un baño público. Ciertos medicamentos también pueden causar estreñimiento.

Manchas de heces, encopresis

La encopresis es cuando un niño mancha su ropa interior con materia fecal. Esto es más comúnmente una pequeña cantidad de heces, pero puede ser un vaciamiento de intestino completo. Este tipo de suciedad es un acto involuntario y es por lo general bastante embarazoso para el niño. La encopresis puede ocurrir debido a la constipación, el miedo de usar el baño o el síndrome del intestino irritable.

Ayuda médica


Consuta a un pediatra si algo te preocupa.

A menudo hay problemas médicos subyacentes que contribuyen a los problemas de esfínteres en los niños mayores. Un pediatra debe ser consultado sobre inquietudes para ir al baño que se presentan de manera frecuente. Las modificaciones del comportamiento, medicamentos, y en raras ocasiones, la cirugía, son opciones que pueden utilizarse para ayudar a un niño a recuperarse de estos problemas para ir al baño.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa vratny-smith, msw | Traducido por verónica sánchez fang