Problemas comunes de cinta

Las cintas vienen en muchas formas y tamaños e incluyen una amplia variedad de características, pero todas pueden proveer un ejercicio cardiovascular que es conveniente, efectivo y relativamente seguro. Igual que muchas máquinas, puede que encuentres problemas mecánicos comunes con tu cinta, especialmente si la usas con frecuencia.

Consideraciones

Siempre verifica primero con el manual del dueño que vino con tu cinta particular para ver si se menciona el problema que estás teniendo. Ten en cuenta que si tratas de reparar la máquina o reemplazas ciertas partes, puede que invalides la garantía que aplica. Dado que las cintas son pesadas y difíciles de armar y volver a armar, asegúrate de que la cinta que compres incluya ciertos servicios para el hogar de un técnico certificado para cuando ocurra un problema.

Sin imagen en la consola

Los problemas de consola suelen ser simplemente un tema de que el cable de alimentación se haya desenchufado o que se haya aflojado un cable del panel, o que sea necesario reemplazar algunas partes como cables gastados o baterías agotadas. Para cintas con sensor magnético en el volante, el sensor puede haberse caído. En algunos casos, un disyuntor disparado solo debe ser reiniciado, y si la consola desarrolla estática, simplemente desenchufar el cable por unos 60 segundos podría ser la solución.

La cinta es errática

Si el movimiento de la cinta es errático, puede que sea porque esté mal posicionada. Las cintas deberían siempre estar enchufadas a una pared en un circuito de 20-amp, y no con un cable de extensión, protector contra sobre-tensiones o una regleta. Otras causas para el movimiento errático de una cinta son que los cables de la consola estén desacoplados del circuito madre de la misma, falta de lubricación en la correa de la cinta, una correa gastada o una que haya perdido la calibración adecuada.

La correa resbala

Si sientes una sensación de desliz cuando usas tu cinta, la correa probablemente necesite ser alineada o reajustada. Las correas también pueden resbalar cuando hay demasiada fricción por estar demasiado ajustada, o si la correa ha sido lubricada recientemente. El Doctor de Cintas recomienda que como regla general, deberías poder levantar la correa en el centro de los costados por aproximadamente 2 o 3 pulgadas (5,08 o 7,62 centímetros), si no, probablemente esté demasiado ajustada.

La elevación no funciona

No todas las cintas tiene una función de elevación, pero muchas sí. Cuando las funciones de elevación de una cinta no funcionan, puede que sea por un cable suelto en la consola. Si puedes remover la cubierta del motor, puedes verificar que no haya luces encendidas en el tablero de circuitos y que todos los cables estén conectados adecuadamente.

Olor a quemado

Un olor a quemado es una señal de que deberías apagar la cinta inmediatamente y desenchufarla. Las causas comunes incluyen: demasiada fricción entre la correa y el puente; un corto en el motor, en el cableado u otros electrónicos; que se "fría" el núcleo de cartón o de laca por la fricción de la correa o una obstrucción en el sistema de manejo. Cualquiera de estos problemas podría llevar a un incendio, por lo que necesitarás arreglar el problema antes de continuar usando la máquina.

Más galerías de fotos



Escrito por bonnie singleton | Traducido por lautaro rubertone