Problemas de comportamiento en los niños preescolares

Un poco de mal comportamiento es una parte normal del desarrollo infantil. Frecuentemente, los niños prueban las reglas y los límites con el mal comportamiento para descubrir qué es lo que permitirán y qué no a los cuidadores. En otras ocasiones, los niños no conocen las reglas o no entienden el concepto de comportamiento apropiado. Sin embargo, en algunos casos, los problemas de comportamiento son un síntoma de un problema subyacente que está provocando es tres o ansiedad en el niño.

Estresantes comunes en los niños

Los niños frecuentemente se irritan y están de malas cuando están cansados o hambrientos. Otros estresantes que provocan problemas de comportamiento en los niños preescolares incluyen los problemas en casa o los problemas en el ambiente del cuidado infantil. La tensión ocurre cuando una persona se siente abrumada por algo. Los niños que están expuestos a tensión y peleas entre sus padres o entre sus padres y niños mayores frecuentemente se sienten confundidos y asustados, lo que algunas veces provoca que se comporten mal. También pueden experimentar estrés o ansiedad debido a situaciones en la casa de la niñera o en la guardería.

ADD y ADHD

Para 2006, 4,5 millones de niños entre las edades de 5 y 17 han sido diagnosticados con el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés), de acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention. Los chicos tienen mayor probabilidad que las niñas de ser diagnosticados con ADHD, y un diagnóstico es más común en los niños mayores que en los niños menores de 12 años de edad. Los síntomas del ADHD regularmente aparecen antes de los 7 años. Los síntomas son clasificados como falta de atención, hiperactividad e impulsividad. Los niños con este trastorno pueden exhibir síntomas de una, dos o las tres categorías.

Trastorno negativista desafiante

Aunque es normal que los niños ocasionalmente desafíen a las figuras de autoridad como los padres y los profesores de preescolar, los extremos en este comportamiento pueden indicar un problema de comportamiento llamado trastorno negativista desafiante. La American Academy of Child and Adolescent Psychiatry define el trastorno negativista desafiante como "un patrón continuo de comportamiento no cooperativo, desafiante y hostil hacia las figuras de autoridad que interfiere seriamente con el funcionamiento diario del pequeño". Estos comportamientos incluyen irritabilidad, ira, lenguaje de odio, venganza y rabietas frecuentes.

Ansiedad por separación

La mayoría de los niños experimentan algún grado de ansiedad de separación cuando son dejados con diferentes cuidadores. De acuerdo con la Anxiety Disorders Association of America, aproximadamente el 4% de los niños sufren de un trastorno clínico de ansiedad por separación. Estos niños experimentan un dolor extremo al extrañar el hogar y frecuentemente se preocupan de que algo malo sucederá a sus seres queridos mientras están separados. Los niños con el trastorno de ansiedad por separación pueden actuar llorando, gritando y aferrándose al padre, rechazando permitirle irse; estos niños requieren un extraordinariamente largo tiempo para tranquilizarse una vez que el padre se ha ido y pueden no ser cooperativos con el nuevo cuidador.

Desórdenes de humor

Los desórdenes de humor son raros, pero no imposibles, en los niños de edad preescolar. Los desórdenes de humor más frecuentes que se ven en niños pequeños incluyen depresión mayor y distimia, o depresión ligera. Las depresiones mayores ocurren aproximadamente en el 2% de los niños pre adolescentes. Los síntomas de comportamiento incluyen irritabilidad y dificultad para concentrarse. Como muchos problemas médicos pueden provocar síntomas similares a los de la depresión, es necesaria una evaluación médica para descartar problemas como anemia, enfermedad renal y problemas con la tiroides.

Más galerías de fotos



Escrito por layne wood | Traducido por laura de alba