Problemas de comportamiento de un niño de 3 años de edad

Muchos padres dicen adiós a los "terribles dos años", con un suspiro de alivio, pero a los 3 años viene otro conjunto de problemas. Conforme los niños maduran, tienen un mayor sentido de la individualidad e independencia. Estos sentimientos normalmente chocan con las reglas. Entender cuáles son los comportamientos que tu niño puede mostrar te ayudará a detener el mal comportamiento en sus inicios.

Capacidad de concentración

Los niños que de 3 años no tienen un largo período de concentración. Según Fort Carson Pediatric Clinic, cuenta con que tu hijo de 3 años tiene una capacidad de atención de entre 10 y 15 minutos. En promedio, tu hijo tendrá una capacidad de atención de tres a cinco minutos por cada año de edad. Puedes detener un comportamiento grosero al desvíar la atención de tu hijo de una actividad sosteniendo algo en la mano que capte el interés del niño. Esto puede ser un pequeño juguete o un libro que puedas llevar contigo.

Rabietas

La ira no desaparece por arte de magia en el tercer cumpleaños de tu hijo. Los niños todavía se sienten frustrados y todavía tienen dificultades para expresar la frustración de una manera sana y constructiva. El sitio web de Healthy Kids sugiere que las rabietas se producen cuando los niños están cansados, con hambre, o frustrados. A los 3 años, los niños pueden gritar, llorar o incluso tumbarse en el suelo y patear. La mejor manera de manejar una rabieta es impedirlo antes de que comience. Distrae a tu hijo cuando lo veas empezar a frustrarse o enojarse. Dale mucha atención positiva cuando se comporte adecuadamente.

Compartir

A los 3 años, tu hijo se está convirtiendo en una mariposa social. Ya no se satisface simplemente jugando junto a otro niño. Él quiere interactuar, pero tiene que aprender cómo. Parte de aprender a interactuar con otros niños es aprender a compartir. Cuando los niños juegan con sus juguetes, el primer paso es tomar propiedad o control sobre ese juguete. El Dr. Sears advierte que esto le da al niño una sensación de poder sobre el objeto. Renunciar a este sentido de control y poder es muy difícil. Es típico ver a un niño de 3 años que está tan ocupado con sus juguetes que no puede jugar con ningún otro niño. Puedes ayudar al niño a aprender a compartir modelando su comportamiento al compartir.

La discliplina y los 3 años de edad

La disciplina positiva funciona mejor para este grupo de edad. El Dr. Sears sugiere que le des a tu hijo muchos elogios cuando lo veas haciendo algo bueno. Sé específico. No digas, "¡Vaya, esa mesa se ​​ve muy bien!", cuando ponga la mesa. En cambio, por ejemplo, "Gracias por darle a cada uno un tenedor. Los necesitaremos para la cena". Distrae a tu hijo cuando lo veas que empieza a perder la paciencia o se sienta frustrado. Por último, elige tus batallas. No hagas caso de pequeñas cosas, y simplemente corrige aquellas cosas que son realmente importantes en la vida de tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por shellie braeuner | Traducido por daniel gómez villegas