Problemas de comportamiento, autoestima y dificultades escolares infantiles

Los problemas en la escuela, los problemas de comportamiento y la baja autoestima son todas señales de advertencia de que algo va mal en la vida del niño. Podrían ser una indicación de que el niño está sufriendo de abuso, negligencia o intimidación, dice HealthyChildren.org. Si sospechas que tu niño está siendo abusado, comunícate inmediatamente con su pediatra o llama al servicio de protección infantil de tu localidad. Sin embargo, el abuso no es siempre el causante; tu hijo puede sufrir de depresión o algo llamado trastorno de conducta disruptiva.

¿Qué señales buscar?

Sacramento Psychology es uno de muchos organismos que ha compilado una lista de comportamientos negativos para estar alertas en un niño. Estas listas están diseñadas para ayudarte a reunir y evaluar los comportamientos que ves. Esta lista incluye, aunque no se limita a ellos, comportamientos como ira excesiva, peleas, tratar de herir a otras personas o animales sin remordimientos, negarse a asumir la responsabilidad de los errores y mentir. Un niño también puede presentar problemas en la escuela y esto puede deberse a que no le importa y no lo intenta, o a que está tratando con esfuerzo pero todavía no es capaz de lograr el objetivo. Un niño también puede quejarse de dolores de cabeza y de estómago que no tienen causa médica.

Abuso e intimidación

El abuso sucede bastante a menudo dentro de la familia, informa HealthyChildren.org. Este puede darse en forma de negligencia médica, emocional o física, maltrato físico o abuso sexual, todo lo cual puede tener importantes efectos sobre el comportamiento de un niño, como el hecho de que su autoestima se desplome. Un niño también puede estar sufriendo de intimidación en la escuela o entre sus pares. Busca señales, como aislarse de situaciones sociales, expresar críticas acerca de sí mismo, ser extremadamente sensible al rechazo, mostrar miedo ante ciertas personas o situaciones que alguna vez estuvieron bien, y mostrar conocimiento o interés sexual inapropiado para su edad.

Trastorno de conducta disruptiva

La escritora de MSNBC, Linda Carroll, destaca una condición llamada trastorno de la conducta disruptiva en su artículo "¿Malcriadez o trastorno de conducta?". Los signos distintivos de este trastorno son explosivas rabietas con duraciones de al menos 20 minutos, y que pueden presentarse incluso diez veces al día. Este niño también puede tratar de hacer daño a otros, incluyendo adultos, y resistirse a obedecer hasta las solicitudes más razonables. Los niños con trastorno de conducta disruptiva tienen grandes problemas para controlar sus emociones, especialmente de frustración. La terapia es la principal forma de educar a los padres sobre cómo manejar los arrebatos de sus hijos, aunque la medicación podría ser necesaria si hay implicado un desequilibrio químico.

Depresión infantil

Podría sorprenderte descubrir que los niños pueden sufrir de depresión. La American Academy of Child no muestran interés en las cosas que solían amar, se alejan de situaciones sociales, pueden estar irritables y tener problemas con las relaciones; también pueden expresas pensamientos de suicidio y estar preocupados por hacer cosas con las que puedan hacerse daño a sí mismos.

Más galerías de fotos



Escrito por brooke julia | Traducido por vittore notabene