Problemas cardíacos y de alta presión arterial en mujeres

Los ataques cardíacos, derrames cerebrales y la insuficiencia cardíaca congestiva fueron consideradas hace tiempo como "enfermedades de hombres". Pero igual que en los hombres, las enfermedades cardiovasculares toma las vidas de más mujeres que cualquier otra enfermedad. Aunque muchos factores pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular en una mujer, la hipertensión o alta presión arterial, son unos de los factores más fuertes. Las mujeres jóvenes son menos propensas a tener hipertensión que los hombres de edad similar, pero mientras las mujeres envejecen, su riesgo aumenta. Después de los 65 años, las mujeres son más propensas a tener hipertensión que los hombres.

Hipertensión y ataque cardíaco

Si tu presión arterial está consistentemente por encima de los 140/90 mmHg, coloca un incremento de estrés en tu sistema cardiovascular. Mientras tu corazón trabaja más duro para sacar sangre a través de tus arterias, su pared muscular se hace más gruesa. Eso dificulta aún más que tus arterias coronarias envíen sangre y oxígeno a las capas interiores de tu corazón, incrementando tu riesgo de un ataque cardíaco. Una reseña de mayo del 2012 en "Therapeutic Advances in Chronic Disease”, le atribuyó el 39 por ciento de todos los ataques cardíacos en mujeres a la hipertensión.

Hipertensión y falla cardíaca

Un corazón que es forzado a trabajar demasiado duro eventualmente crece cansado y pierde su habilidad para bombear, lo cual lleva a falla cardíaca. Por razones que no están claras. la hipertensión es más probable que cause falla cardíaca en mujeres que en hombres, y una vez que una mujer desarrolle insuficiencia cardíaca hipertensiva, sus probabilidades de morir dentro de 5 años son casi del 70 por ciento. Pero tu corazón no es el único órgano que puede dañarse por la hipertensión. Cuarenta por ciento de los derrames cerebrales y casi el 30 por ciento de casos de fallas renales son debidas a una alta presión arterial.

Tendencia de agravamiento

Según una reseña de junio del 2007 en "The New England Journal of Medicine", la tasa de mortalidad atribuida a la enfermedad cardíaca coronaria en mujeres era de alrededor de 260 por 100.000 en 1980. Dentro de tres décadas, debido a las campañas de educación al público y mejoras de tratamientos para enfermedades cardiovasculares, esa tasa de muertes ha sido reducida a casi el 67 por ciento. Pero en los últimos años, la tendencia hacia la disminución de mortalidad cardiovascular en mujeres se ha revertido, en gran parte debido a las altas tasas de obesidad e hipertensión.

Muchas mujeres sin tratar

La hipertensión juega un rol importante en las enfermedades cardíacas, sin importar si eres hombre o mujer, pero las mujeres son más propensas a morir por enfermedades relacionadas con la hipertensión que los hombres. A pesar de este riesgo aumentado, la hipertensión se deja frecuentemente sin tratar en mujeres. Solo un tercio de las mujeres que están siendo tratadas por hipertensión actualmente tienen su presión arterial bajo control. Si tu presión arterial no está bajo control, discútelo con tu médico.

Detección de la presión arterial

Las guías para la detección de la presión arterial son las mismas para hombres y mujeres. Si tu presión arterial está por debajo de 120/80 mmHg, tienes que hacértela revisar por un médico al menos cada 2 años. Si tu presión arterial sistólica (el número más alto de tu medida) está entre 120 y 139, o si tu presión arterial diastólica (el número más bajo de tu medida) está entre 80 y 89, tu presión tiene que ser revisada al menos una vez al año. Si tu presión está por encima de 140/90 mmHg, tu médico puede recomendarte cambios en el estilo de vida, como perder de peso, una dieta baja en sodio y ejercicio. También puede recetarte medicamentos para bajar tu presión arterial.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por ana maría guevara