Problemas en la caja torácica por el yoga

La caja torácica es una estructura ósea compleja que sostiene los huesos de los hombros y protege al corazón y los pulmones. La práctica del yoga, un antiguo sistema de salud holística, puede desarrollar flexibilidad en la caja torácica, pero sin el conocimiento y la forma adecuados pueden presentarse complicaciones. Consulta a tu médico antes de practicar yoga, y también si el dolor que sientes en la caja torácica persiste o empeora.

Alineamiento

El maestro de yoga B.K.S. Iyengar hace hincapié en la importancia del alineamiento en la práctica de yoga. Practicar yoga con un profesor experimentado para asegurar este alineamiento es crucial. Por ejemplo, curvar la espalda supone levantar la caja torácica y adelantarla, pero el enfoque de esta postura no es empujar la caja torácica hacia adelante, sino más bien flexionar la columna vertebral hacia atrás. La caja torácica seguirá naturalmente el movimiento mientras doblas la columna vertebral, pero céntrate en mantenerla alineada con la columna vertebral mientras te doblas hacia atrás. Y en la postura del "perro boca abajo", es un error común para los estudiantes agachar la parte inferior de la columna y hacer presión hacia adelante en la caja torácica a medida que se vuelven más flexibles en la pose. Esto puede provocar dolor y malestar en la caja torácica. En su lugar, activa el centro y lleva las costillas inferiores hacia adentro, manteniendo la columna vertebral en una posición neutral y plana.

Musculatura

Tener músculos centrales fuertes garantizará la seguridad y la posición de la caja torácica a medida que ejecutas posiciones específicas del yoga. De hecho, lo que puede sentirse como dolor en la caja torácica en sí puede ser originado por los músculos que se adhieren a la caja torácica (los oblicuos internos y externos, el serrato anterior y los intercostales). Si bien es natural que quieras fortalecer la musculatura en y alrededor de la caja torácica y el núcleo, recuerda que también debes alargarlos. Los músculos cortos y tensos pueden causar dolor cuando se estiran más allá de sus capacidades actuales.

Posturas complementarias

Después de practicar posturas de yoga que abran la caja torácica hacia adelante, como doblarte hacia atrás, es importante practicar posturas complementarias. Haciéndolo mantendrás el alineamiento correcto de tu caja torácica y prevendrás lesiones. Después de doblarte hacia atrás, siéntate sobre tus talones y dobla tu columna hacia delante tanto como sea posible, hasta que la parte superior de tu cabeza toque el suelo. Concéntrate en conducir tu caja torácica para que siga la curva de la columna vertebral. Mantén esta postura durante un minuto y luego abandónala lentamente.

Alivio

Puedes encontrar alivio al dolor de la caja torácica mediante la práctica de posturas de yoga de estiramiento lateral. La revista "Yoga Journal" sugiere que intentes practicando la postura de "la puerta", también conocida como Parighasana. Comienza arrodillándote sobre ambas rodillas, luego estira la pierna derecha hacia un lado. Lleva tu mano derecha a la cadera derecha y extiende tu brazo izquierdo hacia el techo. Estírate hacia la derecha y respira profundamente. Mantén esta posición durante un minuto, descansa y repite el ejercicio en el otro lado. Esta postura puede abrir los músculos que rodean a la caja torácica y mejorar la movilidad.

Más galerías de fotos



Escrito por grace wathen | Traducido por josé antonio palafox