Probióticos para el intestino grueso y la salud del colon

El colon e intestino grueso dependen de las bacterias que los colonizan para evitar enfermedades. Las bacterias que promueven la salud del colon se llaman probióticos. La mayoría de los probióticos se deriva de productos lácteos y alimentos fermentados como el yogur. Sin embargo, debes buscar el consejo de un profesional de la salud antes de intentar prevenir, tratar o curar alguna enfermedad del colon o del intestino.

Bifidobacterium breve

Los Bifidobacterium son una cepa de probióticos que se encuentran en algunos de los yogures disponibles comercialmente. El Bifidobacterium breve es una especie de Bifidobacterium. Es un probiótico importante por que tiene la habilidad de proteger a las células de las condiciones adversas del tracto digestivo. De forma particular, protege la cubierta externa de las células y conserva los almacenes protéicos de las células, según un artículo de la edición de mayo de 2009 de “FEMS Microbiology Letters.”

Lactobacillus johnsonii

Los Lactobacillus viven de forma natural en el tracto digestivo, urinario y genitales. También es un probiótico comúnmente encontrado en los productos que los contienen, como yogures. El Lactobacillus johnsonii, una especie de Lactobacillus, es un tipo de probiótico capaz de unirse al recubrimiento colónico, según los hallazgos de un estudio publicado en enero de 2010 en el “World Journal of Gastroenterology". Los Lactobacillus johnsonii también tienen la capacidad de mantener un ambiente intestinal óptimo y por lo tanto promover la salud intestinal. Específicamente, los investigadores encontraron que este probiótico reduce el número de patógenos dentro del intestino y acentúa su inmunidad.

Lactobacillus casei y Lactobacillus rhamnosus

Los Lactobacillus casei y Lactobacillus rhamnosus, como sus nombres indican, son otras dos cepas de Lactobacillus. Cuando se combinan, ambos mejoran la función de barrera del colon para prevenir el cáncer, según los hallazgos de un estudio publicado en abril de 2010 en el “FASEB Journal". Específicamente, se encontró que tenían propiedades anti metastásicas, lo que significa que promueven la habilidad de las células colónicas para evitar la propagación de cáncer de otras áreas del cuerpo.

F. prausnitzii

Ciertas cepas de bacterias sintetizan butirato, un ácido graso que previene que las células colónicas se vuelvan cancerosas y promueve el crecimiento sano de células del colon. El butirato también mantiene la salud del intestino grueso y puede disminuir el riesgo de enfermedades como el cáncer colorrectal, según un artículo publicado en el 2010 en “Beneficial Microbes". F. prausnitzii es una de esas bacterias probióticas que existen de forma natural en el intestino. Se ha demostrado que se encuentra en cantidades menores en personas con enfermedad de Crohn comparado con individuos saludables, según un artículo publicado en mayo de 2009 en “FEMS Microbiology Letters". Por lo tanto, los investigadores están probando estas bacterias como un tratamiento potencial para la enfermedad de Crohn.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hall | Traducido por karly silva