Los probióticos y la gastroenteritis

La gripe estomacal se produce cuando las bacterias en el estómago están fuera de balance. La bacteria mala ha crecido y se ha multiplicado, por lo que ahora tu estómago se llena de bacterias malas. Una forma de tratar la diarrea infecciosa y restaurar los intestinos de nuevo a la buena salud es a través de la terapia probiótica. Los probióticos son comúnmente utilizados por los médicos para tratar la diarrea infecciosa.

Equilibrio de las bacterias

Billones de buenas y malas bacterias viven en el tracto digestivo y el colon. E. coli es un tipo de bacteria mala que causa la enfermedad y dolencia. Lactobacillus y bifidobacterias son bacterias buenas que te protegen contra las enfermedades. Hay una batalla constante entre las bacterias buenas y malas para mantener un equilibrio saludable en el intestino y en el colon. Sin embargo, ese equilibrio saludable puede ser interrumpido por dos factores principales: antibióticos y enfermedades digestivas. Los antibióticos no saben la diferencia entre las bacterias buenas y malas, así que mata a todas las bacterias. La diarrea infecciosa es causada cuando la gastroenteritis viral, virus estomacal u otra enfermedad digestiva provoca malas bacterias que se multiplican y crean un desequilibrio en el intestino y colon. Los probióticos pueden ayudar a restablecer el equilibrio de las bacterias saludables en el intestino.

La diarrea infecciosa

La gripe estomacal o gastroenteritis viral es una infección intestinal. Los síntomas son diarrea, calambres estomacales, náuseas o vómitos y algunas veces fiebre. La gravedad de los síntomas puede ser de leve a grave. La duración puede variar de un día a varios días. Los síntomas de la diarrea viral de la influenza del estómago se parecen mucho a los síntomas de la diarrea bacteriana que es causada por las bacterias malas salmonela, E. coli o parásitos. Un artículo científico sobre los probióticos publicado en la revista "Clinical Infectious Diseases", en 2008, proporciona evidencia de que los probióticos son eficaces para el tratamiento o la prevención de la diarrea infecciosa.

Cepas y dosificación

Los organismos probióticos incluyen las especies de Lactobacillus, especies de Bifidobacterium, Streptococcus thermophilus y Saccharomyces boulardii, que es un tipo de levadura. Estos organismos se han investigado extensamente y son los probióticos utilizados más comúnmente para tratar las condiciones médicas. Las clases de probióticos para tratar la diarrea infecciosa por gastroenteritis o gripe estomacal, son especies de Lactobacillus, Bifidobacterium y Saccharomyces boulardii. La cantidad de las especies bacterianas en los probióticos se miden como unidades formadoras de colonias o (CFUs, por sus siglas en inglés). La dosis diaria recomendada de especies de Lactobacillus o especies de Bifidobacterium es de entre 100 millones y 35 mil millones de CFU. Para Saccharomyces boulardii, la dosis diaria recomendada es de entre 250 y 500 mg. Consulta con tu médico sobre la prescripción de la terapia probiótica para tu condición.

Productos lácteos fermentados

La cantidad de probióticos en yogures tradicionales no contiene una dosis lo suficientemente alta como para tratar la diarrea infecciosa. Las marcas comerciales también varían en la combinación y la cantidad de cepas. Sin embargo, el artículo publicado en “Clinical Infectious Diseases”, sugiere un par de marcas comerciales que se consideran "productos lácteos fermentados terapéuticos". DanActive es un producto terapéutico que contiene 10 mil millones de UFC de L. casei por porción. Activia es un producto terapéutico que contiene desde 5 hasta 10 mil millones de UFC de B. animalis por porción. Las marcas comerciales Yo-Plus y yogures Stonyfield contienen las cepas de B. lactis. y L. Reuter, pero la cantidad no se da a conocer.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth didio | Traducido por gabriela nungaray