Probióticos para bebés

Un bebé nace sin las bacterias intestinales, pero colonizan progresivamente el tracto digestivo del bebé durante el primer año de vida. La leche materna contiene Bifidobacterium y suministra los primeros probióticos para el lactante. Los bebés que no son amamantados o que se encuentran con problemas médicos tales como rotavirus, pueden necesitar un impulso. Los suplementos o alimentos con probióticos pueden ayudar a suministrar estos microbios amistosos que el bebé necesita, pero busca ayuda profesional de tu pediatra antes de introducir cualquiera de estos suplementos en la dieta de tu bebé.

Sobre los probióticos

Los probióticos consisten en una variedad de microorganismos útiles que pueden colonizar el intestino. Estas bacterias y hongos trabajan junto con las bacterias naturales de los intestinos para defenderse de los microorganismos peligrosos. La mayoría pertenece a los grupos de Lactobacillus y Bifidobacterium, que contienen muchas especies diferentes. Otra probiótico común es la levadura Saccharomyces boulardii. Pueden ser beneficiosos para las condiciones específicas, por esto recuerda consultar al pediatra de tu hijo antes de administrarle probióticos adicionales.

Beneficios para los bebés

Uno de los principales usos de los probióticos en los bebés es para el tratamiento de la diarrea, cuando es causada por el rotavirus y las infecciones por E. coli, de acuerdo con Tufts Medical Center. Las cepas utilizadas incluyen Lactobacillus rhamnosum cepa GG, Lactobacillus acidophilus, Enterococcus faecium y Bifidobacterium bifidum. Los padres de los bebés con cólicos también pueden usar probióticos. Un estudio de 2007 en la revista "Pediatrics" informó que Lactobacillus reuteri redujo los síntomas del cólico mejor que el remedio farmacéutico simeticona comúnmente utilizado. Los síntomas disminuyeron una semana después de usar las bacterias probióticas. Otras enfermedades comunes que los probióticos pueden atacar incluyen eczema atópico, candidiasis y la intolerancia a la lactosa.

Fuentes alimenticias

Las fórmulas infantiles que contienen Bifidobacterium lactis pueden proporcionar estas bacterias probióticas a los bebés alimentados con fórmula. Es similar a las encontradas en la leche materna, por esto los bebés amamantados generalmente no necesitan suplementos adicionales. Una vez que el bebé ha comenzado a comer sólidos, por lo general alrededor de los seis meses de edad, los alimentos que contienen probióticos se pueden introducir. Una alternativa más económica es darle yogur que contenga cultivos vivos.

Suplementos

Los suplementos probióticos para bebés están disponibles en forma de polvo. Una manera fácil de dárselos es sumergir un dedo húmedo en el polvo y poner el dedo en la boca del bebé para que lo chupe. Los probióticos también se pueden añadir directamente a la leche materna extraída, fórmula o alimentos para bebés. Una dosis común para los bebés es de uno hasta tres mil millones de cultivos vivos por día.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por barbara obregon