¿Los probióticos ayudan a combatir la ansiedad?

Una ansiedad leve afecta a la mayoría de las personas en algún momento, pero la Anxiety Disorders Association of America informa que el problema es suficientemente grave como para calificar como un trastorno en unos 40 millones de adultos estadounidenses. La terapia y la medicación pueden ayudar, y un tipo de bacterias llamadas probióticos pueden también reducir los síntomas de ansiedad.

Definición de ansiedad


La ansiedad normal implica preocuparse por los problemas cotidianos.

La ansiedad normal implica preocuparse por los problemas diarios, como tu empleo o la situación financiera, sentirse nervioso antes de una presentación, estar molesto por un incidente traumático o temer un peligro potencial, de acuerdo a la Anxiety Disorders Association of America. Los trastornos de ansiedad son algo más grave, que involucra miedos irracionales o fobias imposibles de tolerar a objetos o situaciones que en verdad no son peligrosos. Los trastornos de ansiedad incluyen el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de estrés pos-traumático, el trastorno de pánico y las fobias sociales. La ansiedad también puede causar recuerdos recurrentes y pesadillas sobre una situación traumática del pasado.

Definición de probióticos


La leche de soja contiene probióticos y también ciertos suplementos dietarios.

Los probioticos son bacterias beneficiosas para el sistema digestivo y se encuentran en alimentos o suplementos dietarios. Consumir estas bacterias "buenas" puede ayudar a tu digestión y protegerte del efecto de las bacterias nocivas. Los probióticos son conocidos por ayudar con problemas tales como la diarrea, el síndrome de intestino irritable, las infecciones del tracto intestinal y urinario, las infecciones vaginales por hongos y la enfermedad de Crohn, de acuerdo con Harvard Medical School Family Health Guide. También existe evidencia de que ciertas cepas pueden mejorar la inmunidad y ralentizar el crecimiento de tumores cancerosos. Un estudio de 2010 publicado en "British Journal of Nutrition", muestra que los probióticos reducen la ansiedad en ratas y en humanos, cuando se los compara con un placebo.

Evidencia de efectividad

Un estudio de 1009, publicado en "Gut Pathogens" muestra evidencias de que los probióticos pueden reducir la ansiedad. Los participantes del estudio fueron evaluados para determinar su nivel de ansiedad, y luego recibieron probióticos Lactobacillus casei o un placebo durante un período de investigación de ocho semanas. Aquellos que recibieron el probiótico vieron reducido su nivel de ansiedad al concluir el estudio. La razón exacta por la que se produjo este efecto es desconocida, pero los investigadores sospechan que las bacterias intestinales deben de alguna forma comunicarse con el sistema nervioso central a través de las fibras nerviosas vagales. Un sistema digestivo saludable facilita esta comunicación.

Fuentes de probióticos


Habla con tu médico antes de tomar cualquier suplemento.

Los probióticos se consideran seguros, de modo que no hace daño probarlos como un potencial tratamiento para la ansiedad. Los productos con probióticos deben tener una etiqueta que establezca que contienen "cultivos vivos y activos". Los probióticos también están disponibles en forma de suplementos dietarios en farmacias y tiendas de alimentos saludables. El estudio de 2009 de "Gut Pathogens" duró ocho semanas, de modo que consume probióticos por al menos dos meses antes de evaluar sus efectos sobre tu ansiedad. Habla con tu médico antes de ingerir cualquier suplemento, y no uses probióticos como reemplazo de una medicación o terapia que puedas estar usando como tratamiento para tu ansiedad.

Más galerías de fotos



Escrito por barb nefer | Traducido por mike tazenda