Principales funciones de los vasos sanguíneos

Los vasos sanguíneos consisten en tres subcategorías principales. Las arterias llevan la sangre lejos del corazón y son generalmente las más gruesas y más musculares de los vasos. Las venas llevan la sangre hacia el corazón y son relativamente delgadas. Los capilares conectan las arterias a las venas y son los más pequeños y más delgados de los tipos de vasos sanguíneos. Los vasos sanguíneos sirven una variedad de funciones en el cuerpo.

Transporte de sangre

Tal vez la más obvia y familiar de las funciones del vaso sanguíneo es transportar sangre desde el corazón a las células del cuerpo y de regreso, y desde el corazón a los pulmones y a la espalda. En un sistema cardiovascular que puede compararse a la de una bomba mecánica y un conjunto de tubos, los vasos sanguíneos son los tubos, proporcionan el espacio físico cerrado a través del cual el corazón lleva la sangre a los tejidos. Las arterias, señala el Dr. Gary Thibodeau en su libro "Anatomy and Physiology" (Anatomía y Fisiología) siempre llevan sangre lejos del corazón. Esto es cierto si la sangre está oxigenada y se dirigió a las células del cuerpo, o deoxigenada y dirigida hacia los pulmones. Las venas siempre devuelven la sangre al corazón.

Presión y retorno

Los vasos sanguíneos son más que simplemente tubos pasivos a través de los cuales fluye la sangre. Las arterias tienen paredes gruesas, musculares y pueden contraerse y expandirse significativamente. Por lo tanto, ayudan a regular la presión arterial. La extensión arterial disminuye la presión arterial, mientras que la contracción arterial disminuye el volumen de las arterias y aumenta la presión, explica el Dr. Lauralee Sherwood en su libro "Human Anatomy" (Anatomía Humana). Las venas, también tienen una musculatura en sus paredes, pero su capacidad de expandirse y contraerse es más limitada que la de las arterias. Sin embargo juegan un papel importante en el retorno de la sangre al corazón. La sangre de la parte inferior del cuerpo tiene que viajar contra la gravedad y las venas ayuden en ese proceso mediante el uso de válvulas unidireccionales, que impiden el flujo retrógrado.

Intercambio de gases

No es suficiente para los vasos suministrar sangre a los tejidos si los vasos están cerrados y no permitan que las moléculas pasen dentro y fuera. Los tejidos necesitan oxígeno del torrente sanguíneo y las células producen desechos de dióxido de carbono que deben llevar la sangre a los pulmones para la exhalación. Del mismo modo, las moléculas nutrientes del torrente sanguíneo deben ser capaces de pasar de los vasos en las células para atender las necesidades de la energía celular. Explica al Dr. Sherwood, las paredes muy delgadas de los capilares permiten que las pequeñas moléculas pasen dentro o al torrente sanguíneo para asegurar que las células reciban los nutrientes y puedan disponer de los productos de desecho.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por maria gloria garcia menendez