Principales fuentes de azúcar añadida en la dieta estadounidense

El alto consumo de azúcar es un jugador clave en el aumento de la obesidad, así como el desarrollo de numerosas enfermedades degenerativas y enfermedades. Un alto consumo de azúcar aumenta los niveles de la hormona insulina, que pueden desencadenar el almacenamiento de grasa, según el Dr. Robert Lustig, de la Universidad de California, San Francisco. La dieta típica estadounidense está llena de azúcares añadidos, y muchas de tus comidas y bebidas favoritas podrían ser culpables.

Tomar hasta el fondo

Dulces bebidas, como refrescos, bebidas energéticas y bebidas de café con azúcar, son la principal fuente de azúcar agregada. Especialmente los niños están en riesgo de azúcares añadidos en las bebidas, los niños que beben regularmente bebidas endulzadas con azúcar son mucho más propensos a ser obesos que aquellos que no lo hacen, señala Mark D. DeBoer de la Escuela de Medicina de la Universidad de Virginia. Uno de los principales problemas con las bebidas azucaradas, además del contenido de azúcar y calorías, es que no te llenan, y por lo general la tendrás junto con una comida y no como refrigerio independiente.

El dilema lácteo

Los lácteos pueden ayudar con el mantenimiento de tu salud, ya que son una importante fuente de calcio, proteínas y vitaminas D y K. Mientras que los nutricionistas advierten a menudo contra los productos lácteos ricos en grasa que se consumen, algunos más bajos en grasa puede ser igual de malos. Un yogur bajo en grasa puede parecer una opción mejor que el yogur normal, alto en grasa, sin embargo, uno de estos puede contener el doble de la cantidad de azúcar como una dona. El yogur estándar a base de leche descremada está bien, pero hay que tener cuidado con el yogur con sabor a fruta, ya que estos son los que tienen un paquete de azúcar. Lo mismo ocurre con la leche con sabor.

El culpable de caramelo

Según un estudio publicado en el "Nutrition Journal" en agosto de 2013, el dulce hace un 19,5% de los azúcares añadidos en la dieta del estadounidense promedio. Esto es, después de refrescos en 33%. Familiarízate con la cantidad de azúcar en tu dulce o bocadillo favorito y redúcelo o incluso elimínalo de tu dieta.

Un delincuente de cereal

Cereales listos para comer representaron casi el 4% de azúcares añadidos en el artículo de investigación de agosto 2013 de "Nutrition Journal". Se podría pensar que un desayuno a base de carbohidratos es la mejor manera de prepararse para el día que inicia, pero si es una buena opción o no depende del tipo de cereal que elijas. Evita todo helado, con caramelo añadido o con colorantes y aromatizantes y opta por algo integral. Avena, cereal de salvado o muesli natural son tus mejores apuestas para evitar el exceso de azúcar.

Más galerías de fotos



Escrito por mike samuels | Traducido por hugo bautista