Los primeros síntomas del VIH en las mujeres

Aproximadamente 1 de cada 4 adultos que viven con el virus de la inmunodeficiencia humana, o VIH, en los EE.UU. es una mujer, informa el Centers for Disease Control and Prevention. Los autores de un artículo publicado en enero de 2011 en "Clinical Infectious Diseases", notan que muchas mujeres no reciben la atención del VIH tan pronto como deberían, en parte debido a que los primeros síntomas del VIH pueden ser sutiles. Reconocer los síntomas y evitar los retrasos en recibir el tratamiento del VIH puede ayudar a prevenir la propagación del virus a los demás y mejorar en gran medida el pronóstico.

Fiebre, fatiga y ganglios inflamados

En los primeros días o semanas después de infectarse con el VIH, el 50 a 80 por ciento de las personas experimentan síntomas parecidos a la gripe, señala CDC. Fiebre, escalofríos, sudores nocturnos, fatiga y glándulas inflamadas o en los ganglios linfáticos, son algunos de los síntomas tempranos más comunes del VIH. Algunas personas también pueden notar un dolor de garganta, úlceras bucales, dolores musculares, náuseas, vómitos o diarrea. Debido a que otras condiciones como la gripe, mononucleosis, faringitis estreptocócica, intoxicación por alimentos e incluso el resfriado común, pueden causar síntomas similares, los primeros síntomas del VIH son a menudo pasados ​​por alto.

Erupción

A diferencia de otras enfermedades que pueden causar síntomas similares a la gripe, la infección temprana por VIH también puede causar una erupción. Un artículo de revisión publicado en enero de 2011 en la "Journal of the International AIDS Society", explica que las erupciones son comunes al principio y fines del VIH. Debido a que la piel es el órgano más grande del cuerpo, es particularmente vulnerable a los efectos del VIH, señalan los autores. Las erupciones cutáneas debido a la infección temprana por VIH tienden a ser de color rojo y con comezón. Pueden ocurrir en cualquier parte, pero aparecen con frecuencia en los brazos o torso.

Dolor de cabeza

La cefalea es un síntoma común de la infección temprana por VIH. Además de dolor de cabeza, algunas personas pueden notar una rigidez en el cuello y sensibilidad a la luz. Estos síntomas pueden indicar inflamación de la membrana que recubre el cerebro y la médula espinal (o meningitis) debido al VIH. Esta manifestación se produce con mucha menos frecuencia que los otros síntomas tempranos del VIH. De acuerdo con un artículo de agosto de 1999 en la revista "American Family Physician", hasta el 70 por ciento de las personas experimentan dolor de cabeza por VIH, mientras que sólo el 24 por ciento son diagnosticados con meningitis.

Úlceras vaginales

En casos raros, llagas o úlceras vaginales pueden ser otro síntoma temprano del VIH en las mujeres. Con base en las estadísticas de 2010, CDC estima que casi el 85 por ciento de las mujeres contraen el VIH durante las relaciones sexuales sin protección con hombres. La exposición a otras enfermedades de transmisión sexual, aumenta el riesgo de VIH y también puede aumentar las probabilidades de una úlcera genital formada durante la infección temprana por VIH. El artículo de agosto de 1999 en el "American Family Physician", señala que del 5 al 15 por ciento de las personas con VIH temprano desarrollan úlceras genitales.

Cuándo ver al doctor

Si tienes factores de riesgo para el VIH, incluyendo un historial de consumo de drogas, de sexo sin protección o inyección, asegúrate de hacerte la prueba del VIH. Ten en cuenta que los primeros síntomas del VIH pueden ser sutiles y con frecuencia no son diagnosticados. Obtener atención temprana del VIH puede ayudar a protegerte de las complicaciones relacionadas con el VIH y también evita la propagación del virus a los seres queridos.

Más galerías de fotos



Escrito por niya jones | Traducido por daniela laura arjones