Primeros signos y síntomas de culebrilla en los ojos

La culebrilla (shingles) es causada por un tipo de virus herpes, llamado varicela zóster, el mismo que causa la varicela. Luego de padecer la varicela (chickenpox), en algunas personas el virus permanece latente en el sistema nervioso durante años antes de reactivarse en forma de culebrilla. Según un artículo de noviembre de 2002 de "American Family Physician", aproximadamente el 25% de los brotes de culebrilla ocurren alrededor de los ojos, lo que constituye una patología llamada herpes zóster oftálmico. Conocer los signos y síntomas tempranos de la culebrilla en los ojos es importante ya que el tratamiento durante las primeras etapas puede disminuir el dolor y prevenir la pérdida de la visión.

Síntomas similares a la gripe y dolor

En muchos casos, la culebrilla ocular puede comenzar con síntomas similares a la gripe, como fiebre, dolores corporales, escalofríos, dolor de cabeza y fatiga. A menudo estos síntomas son seguidos de dolor en un lado de la cabeza o en un ojo antes de que aparezcan otros signos o la erupción. El dolor a menudo se describe como un ardor o sensación de hormigueo al principio, que sigue con un dolor leve a intenso. El dolor hace el recorrido de una rama del nervio trigémino, que corre desde la parte inferior de la mandíbula hacia la frente.

Erupción

Antes de que el brote de culebrilla involucre al ojo, se puede formar una erupción cutánea desde una lado de la cabeza, los párpados o el cuero cabelludo. La erupción luce como un racimo de ampollas, que rezuman un líquido transparente que con el tiempo forma costras. Una erupción por culebrilla puede producir dolor y picazón alternados. Puedes tener culebrilla ocular sin una erupción cutánea, pero tener la erupción en la piel le permite al médico diagnosticar el problema sin más pruebas.

Problemas oculares

La culebrilla ocular puede producir diferentes síntomas que varían en su gravedad. Los síntomas aparecen en un solo ojo y pueden ser dolor, visión borrosa, enrojecimiento o uveítis, que es la inflamación de las estructuras de drenaje del ojo. La inflamación también puede desarrollarse en la superficie interior del ojo, la retina. Ambas patologías pueden producir visión borrosa.

Tratamiento temprano de la culebrilla

Es importante consultar al médico si tienes síntomas de culebrilla ocular. Para tratar los síntomas se administran medicamentos tópicos y orales. La terapia funciona mejor si se comienza 48 a 72 horas del comienzo de los síntomas de erupción en la piel. Sin tratamiento, las personas con culebrilla ocular pueden desarrollar cicatrices en los ojos que pueden derivar en la pérdida de la visión.

Más galerías de fotos



Escrito por kim parr | Traducido por paula santa cruz