Primeras señales de parto

La mayoría de las mujeres están ansiosas por que comience el parto conforme se acercan al final de su embarazo. Las incomodidades normales del embarazo, la aprensión por el parto y el nacimiento y la dicha de sostener a tu pequeño en tus brazos son parte de esta ansiedad. Conocer las señales tempranas del parto te puede ayudar a estar alerta con tu cuerpo y saber cuando se acerca el nacimiento de tu hijo.

Alumbramiento

La primera señal temprana de un parto es el alumbramiento o "caída" del bebé. Esto ocurre conforme el pequeño se mueve hacia tu pelvis y comienza a presionar tu cérvix. Esta presión libera hormonas que provocan que el parto comience. El alumbramiento puede suceder desde dos hasta cuatro semanas antes del parto activo.

Tapón mucoso

Perder el tapón mucoso es otra señal temprana de parto. Este tapón ha sido una barrera protectora para evitar que tu bebé esté en contacto con infecciones y residuos externos. El moco puede estar teñido con sangre, lo que provoca que algunas personas se refieran a éste como el "espectáculo sangriento". Puedes perder tu tapón mucoso un par de horas o una semana antes de que comience el parto, ya sea en pequeños pedazos o en una sola pieza.

Movimientos intestinales

Muchos movimientos intestinales suaves, días u horas antes del parto activo son una forma natural de limpiar tu sistema para hacerle camino al pequeño. Esto podría o no estar acompañado de náusea o vómito. Asegúrate de permanecer nutrida e hidratada, ya que tu cuerpo necesitará estos nutrientes para el duro trabajo de parto.

Ruptura de membranas

En un pequeño porcentaje de mujeres, el parto tipo comienza con una ruptura de las membranas, conocido también como "ruptura de la fuente". Casi nunca es una gran cantidad de fluido que te salpica a ti y a todos los que están alrededor. En lugar de eso, regularmente es un pequeño hilito de líquido que incrementa cuando te sientas o te recuestas y se detiene cuando estás levantada. Se puede utilizar una toalla sanitaria al final del embarazo si temes que tu fuente se rompa en público.

Dolor de espalda

Las contracciones al principio del parto frecuentemente comienzan en la espalda como una serie de dolores musculares simples. Si no estás segura de que tu dolor de espalda sea una simple incomodidad del embarazo o el comienzo de las contracciones, descansa en una posición cómoda y reclinada y anota el tiempo. El parto en tu espalda se intensificará y aliviará a intervalos regulares, si son contracciones. Un simple dolor de espalda permanecerá constante o desaparecerá lentamente sin ningún pico u onda en la intensidad.

Contracciones

La intensificación de las contracciones es regularmente el signo más seguro de un parto inminente. A lo largo del final del embarazo, tu útero se ha estado contrayendo sin dolor en preparación para el parto. Ahora, durante el parto, estas contracciones van de una sensación de dureza a una sensación de cólicos a ser más fuertes y rítmicas. Durante el verdadero parto, cambiar la actividad o la posición no las hace más lentas y caminar puede intensificarlas. Algunas mujeres experimentan contracciones y dolor de espalda de continuo durante semanas antes de entrar en un parto activo. Estas contracciones previas al parto son trabajo importante de tu cuerpo para suavizar y acortar tu cérvix en preparación para la dilatación y el parto. Como tus contracciones comenzarán y se detendrán, trata de relajarte, descansar y permanecer nutrida porque ya sabes que el nacimiento de tu hijo llegará pronto.

Más galerías de fotos



Escrito por meridith lohse | Traducido por laura de alba