¿Qué previene la fatiga al correr?

Como corredor, debes esperar un cierto grado de fatiga de vez en cuando, sobre todo si estás corriendo largas distancias. Sin embargo, pueden tomarse medidas para reducir al mínimo la probabilidad de experimentar fatiga debilitante, grave o crónica. Consulta a tu médico por asesoramiento si estás preocupado acerca de tu fatiga general, ya que puede indicar una enfermedad subyacente.

Temperatura e hidratación

Tus probabilidades de experimentar fatiga se reducen en gran medida si puedes mantenerte bien hidratado y mantener tu cuerpo fresco. Es importante hidratarte bien varios días antes de un entrenamiento de correr largo o un evento de carrera. También bebe agua o una bebida deportiva antes y durante las carreras para mantener la hidratación. Para mantener tu temperatura central baja y evitar la fatiga, sostén botellas de agua fría (o incluso botellas llenas de hielo) antes de la carrera y durante los descansos.

Ritmo

Una de las principales causas de la fatiga para los corredores es el ritmo inadecuado. Por ejemplo, los corredores que inician una carrera a un ritmo más rápido del apropiado a menudo se encuentran cansados ​​y lentos antes de que la carrera haya terminado. Familiarizarte con tus diferentes ritmos y capacidades al correr durante el entrenamiento te ayudará durante una corrida larga o una carrera. Comienza tu carrera a un ritmo constante, aumentando gradualmente tu ritmo durante toda la distancia de la corrida o carrera. O mantén un ritmo constante sostenible en toda la carrera.

Fijar horarios

Como corredor, tu cuerpo funcionará de manera óptima cuando sigues una rutina regular de ejercicio, de dormir y de comer durante todo el día y la semana. Reduce el riesgo de la fatiga adoptando un horario regular para acostarte y levantarte a la misma hora cada mañana. Correr a la misma hora todos los días también ayuda a combatir la fatiga. Come pequeñas comidas a horas regulares durante todo el día, y come desayuno regularmente.

Nutrición

Asegúrate de que estás cumpliendo con las necesidades nutricionales de tu cuerpo; las deficiencias nutricionales pueden conducir a la fatiga de tus músculos y de tu cuerpo en general. Los minerales incluyendo magnesio y sodio son necesarios en pequeñas cantidades para evitar la fatiga muscular y calambres. Limita los alimentos altos en grasa y procesados ​​en tu dieta para evitar la fatiga. Los corredores necesitan carbohidratos como fuente de energía, pero también demasiados pueden causar aumento de peso. También come muchas frutas, verduras, granos enteros, nueces, semillas y fuentes de proteínas magras.

Más galerías de fotos



Escrito por jae allen | Traducido por mariano abrach