Cómo prevenir los vellos encarnados después de depilarte con cera

Ya sea que acudas a un salón para depilarte con cera o lo hagas en tu casa, los pelos encarnados son una queja común después de este tipo de depilación. Los pelos encarnados son el resultado de un vello que crece en forma inadecuada y penetran nuevamente en la piel, provocando un bulto rojo doloroso que puede infectarse. Si te depilas en forma poco frecuente y usas la técnica adecuada, puedes protegerte de los inconvenientes de la depilación con cera y tener una piel más suave y mejores resultados.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Depílate con cera en forma poco frecuente, menos de una vez cada tres semanas. Cuando te depilas, a menudo puedes terminar con vellos demasiado cortos para quitarlos con la cera y por lo tanto se rasgan o se rompen. Éstos pueden crecer en forma inadecuada y provocar pelos encarnados. Asegúrate de que el vello tenga al menos un cuarto de pulgada para darle a la cera el largo suficiente para agarrarlo, con el fin de lograr un trabajo más limpio.

  2. Exfolia la piel antes de depilarte con cera para eliminar la piel muerta y para liberar los vellos atrapados, que pueden penetrar en la piel mientras te depilas con cera, sugiere la revista "Cosmopolitan". Simplemente debes hacer espuma con una esponja de lufa en la ducha o puedes crear tu propio exfoliante corporal mezclando una taza de azúcar morena con tres cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de leche. Frota con movimientos circulares durante 30 segundos, enjuaga y seca luego de depilarte con cera.

  3. Tira limpiamente de las bandas de cera, sin aplicarlas sobre los mismos puntos una y otra vez. No sólo irrita la piel sino que puede causar que los pelos penetren la misma o se quiebren en un ángulo extraño, resultando en vellos encarnados. Si te depilas con un esteticista, solicita que depile cada zona una sola vez.

  4. Usa ropa holgada después de depilarte con cera. La ropa sintética apretada puede rozar la piel y exacerbar los vellos encarnados. Opta por telas naturales y respirables como el algodón suelto o el lino, durante al menos un día después de la depilación.

  5. Opta por afeitarte si sufres continuamente de vellos encarnados después de depilarte. Mary Stone, profesora adjunta de dermatología en la Universidad de Iowa, afirma a MotherNature.com que la cera tira los vellos en un ángulo, lo que hace que crezcan hacia el lado del folículo piloso en lugar de salir de la piel. El patrón individual de tu crecimiento del pelo puede hacerte especialmente susceptible a los vellos encarnados, y otros métodos de depilación pueden funcionar más eficazmente para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por alejandra prego