Cómo prevenir los puntos negros

Los puntos negros o comedones abiertos se desarrollan cuando los poros quedan obturados con células muertas de la piel, aceite y bacterias. Esto puede ocurrir en cualquier edad, si bien los casos más severos tienden a desarrollarse durante la adolescencia. Algunas personas son más propensas a los puntos negros que otras, probablemente debido a la predisposición genética o a las influencias hormonales. Una vez que están tapados, los poros se estiran y quedan más vulnerables a obturarse nuevamente. Es considerablemente mas fácil prevenir los puntos negros que tratarlos después de que se desarrollaron.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Limpiador facial suave
  • Crema o cepillo exfoliante
  • Mascarilla de arcilla
  • Jugo de lima fresco
  • Aceite de cacahuete
  • Medicamento tópico comedolítico de venta libre

Instrucciones

  1. Lava tu rostro dos veces al día usando agua tibia y un limpiador suave. Evita usar barras de jabón o limpiadores que contengan perfumes u otros irritantes.

  2. Exfolia tu rostro a diario para quitar el exceso de células cutáneas y para mantener los poros destapados. Usa únicamente productos exfoliantes con granos pequeños, ya que los más ásperos pueden irritar la piel o hacer que se desgarre. Si experimentas enrojecimiento o irritación, reduce la frecuencia de la exfoliación.

  3. Evita usar cosméticos a base de aceite en el rostro o en el cuello. La New Zealand Dermatological Society afirma que el maquillaje a base de aceite puede contribuir a los puntos negros.

  4. Come una dieta alta en frutas y verduras, especialmente aquellas que contienen betacarotenos. Esta vitamina, que es abundante en las zanahorias y en otros vegetales y frutas de color naranja amarillento ayuda a evitar la formación de puntos negros, de acuerdo a Quickcare.

  5. Mantén las manos alejadas del rostro y resiste la necesidad de apretar los puntos negros o de pellizcar la piel. Al hacerlo aumentas la inflamación y harás que tu piel quede más propensa a los puntos negros.

  6. Prueba con remedios caseros para evitar los puntos negros y reducir la producción de aceite. La mascarilla de arcilla es benéfica para secar el exceso de aceite. También puedes hacer una pasta para tu piel mezclando una cucharadita de jugo de lima fresco y una cucharada de aceite de cacahuete, y deja sobre la piel de 10 a 15 minutos antes de lavarla.

  7. Continúa usando medicamentos comedolíticos en la piel después de que los puntos negros hayan desaparecido. Dejar de usarlo puede provocar un regreso de los puntos negros. Necesitarás usar un medicamento tópico, como el peróxido de benzoilo, el ácido salicílico y el ácido azelaico, según la New Zealand Dermatological Society.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por alejandra prego