Cómo prevenir las náuseas por los batidos de proteínas

La prevención de las náuseas por los batidos de proteínas puede requerir un trabajo de detective para saber lo que está provocando el problema. Las calorías en exceso, embarazo, intoxicación alimentaria, intolerancia a la lactosa, alergias a los alimentos, el ejercicio y ciertas condiciones médicas, medicamentos o tratamientos médicos pueden causar náuseas. Algunas personas experimentan náuseas cuando toman vitaminas o suplementos. Si no hay un problema con el batido de proteínas, utilizar un remedio natural puede ayudar a prevenir las náuseas. Consulta a tu médico acerca de las náuseas, ya que podrían ser signo de una condición médica.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Banana
  • Gengibre, opcional

Instrucciones

  1. Lee la etiqueta. Revisa los ingredientes, el tamaño de la porción, la cantidad de proteína por porción, los hidratos de carbono y azúcar por porción y la cantidad de cualquier vitamina o suplemento añadido. Por ejemplo, si el batido de proteína tiene 27 g de proteína y eres sedentario e ingieres otras fuentes de proteínas, puedes estar consumiendo demasiada. Examina el contenido del suplemento. Si tomas vitaminas a diario, podrías estar recibiendo demasiada cantidad de algunas vitaminas o suplementos.

  2. Prueba un batido de proteínas diferentes. Cambia de concentrado de suero a suero aislado para un contenido menor de lactosa o intenta con un huevo o polvo de proteína vegetariana. Las opciones veganas incluyen guisantes, cáñamo y arroz. Es posible que la eliminación de un batido con azúcar refinada, edulcorante artificial o vitaminas añadidas resuelva el problema de náuseas.

  3. Come una banana 30 minutos antes de beber tu batido. Las bananas promueven la formación de moco en el revestimiento del estómago para protegerlo de los jugos digestivos ácidos que pueden causar náuseas, según University of Maryland Medical Center.

  4. Trata de tomar porciones más pequeñas. Divide el batido de proteínas en dos o más porciones. Puedes encontrar que tu batido de proteínas es fácil de digerir si lo consumes en pequeñas cantidades. Disfruta de la bebida de proteína lentamente para evitar tragar aire. Beber demasiado rápido puede contribuir a las náuseas.

  5. Toma jengibre para prevenir las náuseas. Si has consultado a tu médico y descartó una condición médica, alergias a los alimentos o intoxicación por alimentos, tomar jengibre puede ayudarte a consumir batidos de proteínas y controlar las náuseas. Prueba el té de jengibre o disuelve una pizca de jengibre en polvo en un vaso de agua. Bebe el jengibre 20 minutos antes de tu batido de proteínas.

Consejos y advertencias

  • Suspende el uso de un batido de proteínas que te provoque náuseas.
  • La proteína del suero es un subproducto de la fabricación de queso y puede provocar náuseas e hinchazón en algunas personas.
  • Consulta a tu médico acerca de los suplementos y polvos de proteína si estás embarazada, amamantando o recibiendo tratamiento para cualquier condición médica. Algunos ingredientes pueden afectar a los medicamentos.
  • La dificultad para respirar, dolor en el pecho, urticaria o erupciones pueden ser síntomas de alergia al tomar la proteína de suero de leche, de acuerdo con University of Illinois McKinley Health Center.

Más galerías de fotos



Escrito por gryphon adams | Traducido por verónica sánchez fang