Cómo prevenir las manos agrietadas

La capa superior de la piel contiene aceites naturales que la mantienen humectada, flexible y saludable. Cuando la piel pierde estos aceites naturales queda seca, agrietada o descamada. Las manos agrietadas, secas y descamadas son un problema común en el invierno cuando el aire es frío y el nivel de humedad es bajo, pero puedes desarrollar este problema en cualquier momento del año. Con unos cambios simples a tu rutina diaria puedes evitar el resecamiento que provoca las grietas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Usa agua tibia en lugar de agua caliente para lavar las manos, tomar una ducha o bañarte. El agua caliente reduce los aceites naturales de la piel y puede provocar resecamiento y grietas.

  2. Elige un jabón humectante suave para lavarte las manos. Los jabones fuertes pueden secar la piel y producir grietas.

  3. Usa guantes cuando realices tareas que requieren que sumerjas las manos en el agua durante un prolongado periodo de tiempo o cuando el tiempo está frío y ventoso. Lavar los platos, limpiar y las actividades similares pueden resecar la piel y el viento frío puede hacer que quede seca y agrietada.

  4. Seca las manos después de lavarlas. Es menos probable que se resequen con pequeños toquecitos que si las frotas con la toalla.

  5. Lava las manos con agua y jabón en lugar de usar un desinfectante a base de alcohol, siempre que sea posible. Este tipo de desinfectantes puede secar las manos. Si debes usarlo, elige uno que contenga un humectante.

  6. Mantén un humectante disponible para la piel y úsalo después de lavar las manos y en la forma necesaria para mantener la piel humectada. Los hidratantes espesos funcionan mejor para la piel seca, de acuerdo a la Clínica Mayo.

  7. Aumenta la humedad en tu hogar. Si el problema de la piel seca es severo o si tienes la piel seca en otras partes del cuerpo, considera usar un humidificador en tu hogar. Un humidificador portátil puede aumentar la humedad en el aire e hidratar tu piel.

Consejos y advertencias

  • Las cremas y las lociones diseñadas para reducir la inflamación y la picazón pueden irritar la piel seca y agrietada, de acuerdo con University of Iowa Hospitals and Clinics. Si el uso de estos productos causa ardor y picazón en la piel, evita usarlos.
  • Consulta al médico si la piel seca no responde al tratamiento casero; la piel seca y agrietada en ocasiones es un síntoma de otra condición, como la psoriasis o eccema. Consulta a un médico si los signos de infección, como un aumento del enrojecimiento, calor o drenaje se desarrollan cerca de una grieta en tu piel.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon cotton | Traducido por alejandra prego