Cómo prevenir la flacidez de la piel después del embarazo

La piel flácida es el resultado de los cambios en el cuerpo de una mujer durante el embarazo. No se puede prevenir completamente pero se puede controlar. La piel queda flácida después de haber estado estirada durante el embarazo. El estiramiento es causado por las fluctuaciones hormonales en el cuerpo de la mujer embarazada. Durante el embarazo, los pechos de la mujer aumentan de tamaño, su útero crece y su índice de masa corporal general aumenta. Para reducir la flacidez después del embarazo, una mujer debe prevenir el exceso de aumento de peso durante el embarazo. Un poco de aumento es inevitable pero deberá ser controlado. Según los expertos de Mayo Clinic, una mujer embarazada no deberá aumentar más de 40 libras.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Controla tu dieta. Cuando estás embarazada se espera que aumentes un poco de peso y la mujer promedio deberá aumentar alrededor de 20 libras. Evita los alimentos y bebidas de alto contenido calórico, como refrescos y comida rápida.

  2. Ejercita diariamente. El ejercicio durante el embarazo es beneficioso para la madre y el niño. El ejercicio no deberá ser agotador y se deberá hacer en un cronograma de rutina. El ejercicio mantiene rápido el metabolismo y también le da un refuerzo al sistema cardiovascular.

  3. Bebe mucha agua (ocho vasos al día). El agua es esencial para mantener la elasticidad de la piel y ayudarla a recuperarse después del parto.

Consejos y advertencias

  • Concéntrate de la tonificación utilizando pesas livianas cuando entrenes con peso.
  • No trates de perder peso durante el embarazo ya que eso podría ser extremadamente perjudicial para tu salud y la de tu bebé.
  • No hagas ejercicio en agua caliente.
  • No hagas abdominales (crunches).
  • No hagas entrenamiento de peso con pesas pesadas.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por dr. robert petros | Traducido por aldana avale