Cómo prevenir la excoriación por los pantalones cortos de entrenamiento para hombres

La excoriación es una forma de fricción causada principalmente por la transpiración y frotación en áreas sensibles. Puedes tomar varios pasos antes y después de entrenar para ayudarte a evitar el sarpullido incómodo.

Hidratación

Beber fluidos antes y durante tu entrenamiento ayudará a tu cuerpo a transpirar más libremente. Una falta de hidratación apropiada puede causar que el sudor forme cristales de sal rápidamente que pueden irritar la piel y causar un sarpullido de excoriación, de acuerdo a Time-to-run.com. Bebe mucha agua después de entrenar para re-hidratar tu cuerpo y prepararte para tu siguiente entrenamiento.

Usa un lubricante

Si ya tienes excoriación, un sarpullido, o sabes que eres propenso a la excoriación, usa un lubricante para la piel. Generalmente, la vaselina regular ayudará a lubricar el área pero otros productos como Rubber's Lube, Body Glide y Sportslick pueden ayudar, de acuerdo a Time-to-run.com. Usar talco también puede ayudar a absorber la humedad y reducir la excoriación, de acuerdo a un artículo en el Chicago Tribune.

Elige la ropa sabiamente

Una mala elección de shorts de entrenamiento es un factor importante en la excoriación. Cualquier cosa muy ajustada o muy holgada incrementará tus probabilidades de excoriación. Los shorts de spandex han mostrado reducir la excoriación, de acuerdo con el Chicago Tribune. Está pendiente de viñetas en la ropa o cualquier tela con bordes ásperos. También evita usar ropa nueva porque las telas sin usar tienden a ser más duras y los atletas todavía no saben cómo un objeto afectará su piel.

Administra tus entrenamientos

Una razón por la que los atletas pueden excoriarse es debido a un incremento repentino en los entrenamientos. Tu piel está acostumbrada a cierta cantidad de desgaste y agregar una distancia o tiempo extra a tu entrenamiento puede agravar ciertas áreas. Incrementa gradualmente el largo y la intensidad de tus ejercicios.

Mantente limpio

Después de entrenar, practica una buena higiene para ayudarte a prevenir la excoriación. Lava toda la suciedad usando jabón y agua y seca el área completamente. Las áreas sucias y pegajosas de la piel estarán más propensas a un incremento en la fricción la siguiente vez que corras y puede llevar a una excoriación más fácilmente.

Más galerías de fotos



Escrito por julian valentin | Traducido por gabriel guevara