Cómo prevenir la dermatitis por viento en infantes

Es casi imposible evitar el viento durante los meses de invierno. Las temperaturas frígidas, el viento y el seco aire de invierno pueden causar una dolorosa irritación de la piel llamada dermatitis (quemadura de viento). El viento remueve la humedad y los aceites de la piel, dejándola seca, irritada y con picazón. Prevenir la dermatitis en tu infante es importante para asegurar que el niño se mantenga cómodo durante los fríos meses de invierno.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Toalla
  • Cera de petróleo
  • Protector solar
  • Mitones
  • Chaqueta gruesa
  • Gorro
  • Bufanda
  • Agua
  • Mariscos
  • Frutas y vegetales

Instrucciones

  1. Seca a tu niño después de tomar un baño, dejando una ligera capa de agua sobre su piel. Aplica cera de petróleo pura sobre su piel en una capa fina para sellar la humedad en su piel, según un artículo acerca de la dermatitis en Guidetohealth.com. Si no quieres utilizar cera de petróleo pura, elige una loción libre de tintes, aditivos y alcohol. Este paso es el más importante para prevenir la dermatitis porque atrae la humedad hacia arriba, a través de las capas de la piel, y actúa como una barrera física para evitar que la humedad escape de la piel según AskDrSears.com.

  2. Aplica una capa de protector solar antes de salir al exterior, aunque sea por un período corto de tiempo. Aunque el protector solar no prevendrá la dermatitis, prevendrá las quemaduras de sol, las cuales pueden ocurrir incluso en un nublado día de invierno. La nieve refleja los rayos del sol, lo cual puede hacer que las quemaduras de sol sean aún más probables en un frío día de invierno, según el Dr. Andrew Adesan, jefe de pediatría del desarrollo y el comportamiento en el Centro Médico Cohen para Niños en Nueva York. Elige un protector solar que tenga protección UVA y UVB, y que además esté aprobado para su utilización en bebés e infantes. Reaplica el protector solar cada dos horas aproximadamente.

  3. Ponle mitones, una chaqueta gruesa, un gorro y una bufanda a tu niño para limitar la cantidad de piel expuesta. Aplica otra capa de cera de petróleo en las áreas expuestas como las mejillas, nariz, frente, labios y barbilla. Controla la piel de tu niño y reaplica la cera de petróleo si la piel se ve seca o irritada.

  4. Nutre la piel de tu infante. Prevenir la dermatitis en infantes será mucho más fácil si la piel ya se encuentra bien nutrida. Según AskDrSears.com, tu infante debe mantenerse bien hidratado bebiendo alrededor de una onza por libra (29,57 ml por 0,45 kg) de su peso corporal. Tu infante también debería comer una buena cantidad de mariscos para obtener los beneficios de la vitamina A, las grasas omega-3 y la vitamina D, las cuales nutren la piel. Las grasas omega-3 son especialmente útiles como antiinflamatorio. Si tu infante no come mariscos, dale un sumplemente vitamínico con omega-3. Las frutas y los vegetalees de colores brillantes (tomates, arándanos y frutillas) contienen lo que el Dr. Sears llama agentes "antióxido" que limitan el desgaste de la piel.

Consejos y advertencias

  • Si tu infante experimenta dermatitis, incluso después de tus esfuerzos por prevenirlo, utiliza un limpiador de piel suave y aplica la cera de petróleo contínuamente para mantener la piel humectada.

Más galerías de fotos



Escrito por heather montgomery | Traducido por ana grasso