Cómo prevenir las burbujas de aire en el biberón de tu bebé

Cuando tu bebé se alimenta del biberón, es más factible que tome aire que cuando se alimenta del pecho. Si utilizas un biberón que atrapa mucho aire dentro, tu bebé puede tomar más de lo usual. Demasiado aire en el sistema digestivo sensitivo de tu bebé puede causar gas, dolor y malestar general. Si tomas algunos pasos para reducir la cantidad de aire que tu bebé toma durante su alimentación, aumentas de gran manera su comodidad y reduces sus malestares relacionados con los gases, lo que va a hacer que tu bebé esté más feliz.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Escoge un biberón especialmente diseñado para minimizar el flujo de aire. Intenta con diferentes biberones que tengan características como ventilas para reducción de aire o formas para minimizar la ingesta de aire hasta que encuentres el que funciona mejor.

  2. Revuelve la fórmula con el agua con movimientos giratorios en lugar de agitar la botella. Agitar el biberón introduce burbujas de aire en la fórmula y puede ser que no se disipen antes de que tu bebé tome el líquido.

  3. Utiliza una botella diseñada para la cantidad de fórmula que tu bebé usualmente toma durante una comida. Los biberones grandes con pequeñas cantidades de fórmula contienen más aire y aumentan el riesgo de que tu bebé tome más aire mientras se alimenta.

  4. Escoge un chupón que permita que la leche gotee en un ritmo de una gota por segundo cuando se sostiene bocabajo, recomienda el Peace Health Medical Center. Estos chupones previenen que el bebé trague o succione muy rápido, lo que puede ocasionar que ingiera aire.

  5. No permitas que tu bebé succione del biberón vacío o lo alimentes en una mala posición donde la botella tenga un flujo constante de leche. Gira la botella de manera que siempre haya leche en contacto con la abertura del chupón.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por mariana groning