¿Se puede prevenir la artritis con el ejercicio?

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, aproximadamente 46 millones, o 20%, de los adultos estadounidenses sufren de artritis diagnosticada por un médico. Hacer ejercicio de manera regular ayuda a prevenir y mejorar numerosos problemas de salud, incluyendo la artritis. La actividad física también ayuda a proteger las articulaciones, mientras se fortalecen los músculos y se mejora tu nivel de condición física. Habla con un profesional médico para determinar los ejercicios adecuados para ti.

El ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico puede ayudar a prevenir la artritis y, también puede ayudar a los que tienen artritis, reduciendo al mínimo el dolor y mejorando la salud, la función física y la salud mental. Ejercicios como la natación, andar en bicicleta, caminar y las clases de acondicionamiento físico pueden aumentar el ritmo cardíaco y contribuir a la pérdida de peso, lo que reduce la cantidad de fuerza que se ejerce sobre las articulaciones que soportan peso. Trata de realizar ejercicio aeróbico durante al menos 30 minutos cinco o más días a la semana.

Entrenamiento de fuerza

El fortalecimiento de los músculos de las articulaciones da mayor soporte y reduce el riesgo de desarrollar artritis. De acuerdo con la Fundación de la Artritis, el entrenamiento de fuerza ayuda a los músculos a absorber los impactos y reducir las lesiones. Realiza ejercicios isométricos e isotónicos. Los ejercicios isométricos se centran en contraer los músculos sin movimiento de la articulación, por ejemplo, empujar tus muslos o las palmas de las manos una contra la otra. Debes sostener la posición flexionada durante unos segundos para ejercer los músculos. Los ejercicios isotónicos mejoran la fuerza muscular a través del movimiento de la articulación. Por ejemplo, extender tu rodilla mientras te sientas fortalece los cuádriceps. Puedes realizar ejercicios isotónicos con o sin peso adicional.

Rango de movimiento

Los ejercicios de amplitud de movimiento, como el tai chi y el yoga ayudan a reducir el estrés sobre las articulaciones y mejorar el equilibrio. El tai chi, originalmente una forma de arte marcial, es un ejercicio elegante lleno de movimientos de amplitud que ayudan a aliviar cualquier rigidez en las articulaciones o los músculos. El yoga ayuda a fortalecer y relajar los músculos al tiempo que mejora tu flexibilidad.

Estiramiento

Debes hacer estiramientos suaves todos los días, especialmente antes y después de un entrenamiento. El estiramiento mejora la flexibilidad al tiempo que protege las articulaciones y reduce las lesiones. Dado que las lesiones deportivas a menudo tienen un impacto en la artritis más adelante en la vida, el estiramiento es esencial antes de cualquier tipo de entrenamiento. Si sufres de rigidez articular, el estiramiento puede ser especialmente beneficioso en la mañana. Evita forzar el estiramiento; empújate sólo hasta el punto de tensión leve. Siempre calienta con una caminata ligera o marcha en el lugar durante tres a cinco minutos antes de estirar.

Más galerías de fotos



Escrito por adrienne weeks | Traducido por morena parras