Cómo prevenir las arrugas del sueño

Las arrugas del sueño son simplemente injustas. Comes bien, haces ejercicio, evitas el exceso de alcohol y cafeína y te vas a la cama temprano. Pero, a la mañana siguiente, ahí están: las profundas arrugas tu cara y cuello, haciendo que tu rostro se vea como ropa lavada mal doblada. Las arrugas del seuño son un problema especial debido a que la única manera de evitarlas es no dormir de costado. Eso es difícil de hacer, pero no te rindas. Puedes evitarlas, incluso si te encuentras durmiendo de espalda incómodamente como si estuvieras ensayando para un ataúd.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Almohada extra
  • Almohada para el cuerpo
  • Funda de satén
  • Complejos con vitaminas A, B, C y E.
  • Humectante (Opcional)

Instrucciones

  1. Trata de dormir sobre tu espalda. Coloca una almohada extra debajo de las rodillas para evitar girar. Puedes no estar así toda la noche, pero ayudará a que tu cara esté menos tiempo de costado sobre la almohada.

  2. Coloca una almohada corporal junto a ti y descansa la mayor cantidad de tu peso sobre ésta. Úsala para sostener el hombro y parte de tu pecho, y tira de la pierna y de la cadera sobre la misma. Esto evitará que tu cabeza de alguna manera se aleje de la almohada, manteniendo una gran parte del peso de tu cara.

  3. Invierte en fundas de almohada de satén. La superficie resbaladiza reducirá la fricción entre la cara y la funda de la almohada, ayudando a evitar el agrupamiento de tela que hace los pliegues profundos.

  4. Toma tus vitaminas. Según Marianne O'Donoghue, MD, profesar asociada de dermatología en Rush-St. Centro Luke's-Presbyterian Medical en Chicago, las vitaminas A, C, los complejos B y E ayudan a garantizar una piel sana y de aspecto joven.

Consejos y advertencias

  • Aplica una crema hidratante profunda antes de ir a dormir para calmar la piel y mantenerla hidratada.
  • Evita el alcohol antes de acostarse, ya que puede conducir a la hinchazón en la mañana, lo que empeora las arrugas del sueño.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por martín giovana