Cómo prevenir las ampollas en los pies

Las ampollas afectan a la gran mayoría de los corredores; prácticamente todos los que alguna vez corrieron sobre una calle de asfalto o una pista tienen malos recuerdos de ampollas en sus pies. Si bien existen muchas formas de tratarlas, la mejor manera de lidiar con las ampollas es prevenir su formación. Debido a que suelen formarse por el calor y la humedad excesivos, mantener los pies frescos y secos es clave para evitarlas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Calzado cómodo
  • Medias para correr que absorban la humedad
  • Lubricante (como jalea de petróleo [petroleum jelly])

Instrucciones

    Calzado

  1. La prevención de ampollas comienza por un calzado para correr que te quede cómodo. Muchas ampollas son provocadas por la fricción excesiva, que a menudo es el resultado de un calzado que no ajusta bien. Si el calzado es demasiado grande, dejará mucho espacio libre para el movimiento del pie, lo que creará lugares críticos donde probablemente se formen las ampollas. Cuando compres un calzado para correr, asegúrate de probártelo y de que calce bien a la vez que deje el espacio suficiente para evitar que los pies ejerzan presión sobre la puntera.

  2. La humedad es otro factor que podría causar ampollas al correr. La humedad se puede acumular cuando el sudor queda atrapado en el interior del calzado y satura las medias, lo que se agrava con el clima húmedo y el cruce de arroyos. Las medias confeccionadas con un material de secado rápido y que expulsan el sudor pueden ser de gran ayuda para la prevención de ampollas. Muchas medias sintéticas están hechas con materiales como poliéster y nailon, mientras que las medias específicas para correr suelen fabricarse con fibras naturales, como la lana de oveja merina o el mohair. Los corredores que suelen tener ampollas en los dedos de los pies también pueden considerar el uso de "medias con dedos", que encierran individualmente todos los dedos, lo que previene el frotamiento entre ellos.

  3. Si las ampollas persisten más allá del calzado, los lubricantes y materiales tales como la cinta de atletismo pueden ser útiles para prevenir la fricción que resulta en ampollas. Cubrir las áreas del pie de alta fricción con cinta de atletismo, frotándolas con una pequeña cantidad de jalea de petróleo o aplicando un lubricante de bolita, como Bodyglide, puede ayudar a prevenir las ampollas. Runnersworld.com recomienda el uso de toallitas húmedas Sportshield, que se frotan en los pies para lubricarlos antes de correr.

Consejos y advertencias

  • Una ampolla puede afectar tu marcha, lo que conduce a lesiones más graves. Si tienes una ampolla que altera la forma en la que corres, deja de hacerlo hasta recuperar la marcha habitual una vez que la ampolla sane.

Más galerías de fotos



Escrito por billy brown | Traducido por valeria d'ambrosio