La presión sanguínea ideal para un hombre de 52 años

La opinión médica actual define a la presión sanguínea normal de descanso para todos los mayores de 18 años como tan baja como 120/80 mmHg. Las lecturas sobre 120/80 mmHg piden cambios en el estilo de vida. Las lecturas mayores a los 140/90 mmHg son definidas como presión sanguínea alta, llamado hipertensión. Si te diagnostican hipertensión, podrías necesitar un tratamiento con medicación. Entre los hombres, la presión sanguínea tiende a subir después de los 55 años. La presión sanguínea alta sin controlar es un principal factor de riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Ejercicio y presión sanguínea

La presión sanguínea mide la fuerza con la que la sangre bombea a través de las arterias. La presión se mide entre la contracción y relajación del corazón, también conocido como sístole y diástole. En una lectura saludable de 120/80, 120 es la presión sistólica y 80 es la diastólica. Durante el ejercicio vigoroso, la presión sistólica podría subir a 200 mmHg o más. El aumento incluso podría ser mayor para personas con una enfermedad cardíaca existente o presión sanguínea alta. Si tienes una de estas condiciones, consulta a tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.

Riesgos de la presión sanguínea alta

Cada aumento de 20 puntos de la presión sanguínea sistólica en descanso duplica tu riesgo de morirte de un evento cardiovascular, como falla cardíaca o accidente cerebrovascular. La presión sanguínea alta también está asociada con enfermedades renales serias. Bajar la presión sistólica en descanso es esencial para controlar la hipertensión. Las medidas de control incluyen dieta, pérdida de peso y ejercicios. Aunque los resultados varían por individuo, de acuerdo con el Seventh Report of the Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure, las comidas bajas en grasas ricas en frutas y vegetales pueden quitar hasta 14 mmHg de la presión sanguínea sistólica. Perder el exceso de peso puede bajar 5 a 20 mmHg. Treinta minutos de ejercicios aeróbicos al día podrían bajar tu presión sanguínea sistólica en descanso por 4 a 9 mmHg.

Más galerías de fotos



Escrito por sherry chandler | Traducido por paula ximena cassiraga