Presión en los niños sobre los deportes

Inscribir a tus hijos en un deporte les permite ejercitar las habilidades sociales, la confianza en sí mismos y mantener un estilo de vida saludable y activo. A pesar de ello, muchos niños son presionados de forma rutinaria a trabajar más duro, a practicar más tiempo y ser más competitivos para ganar partidos en lugar de enfocarse en los aspectos positivos de la práctica de deportes.

Efectos de la presión

La práctica de un deporte puede ser intimidante y estresante para los niños, sobre todo cuando se presionan para ganar. Si los niños no salen del juego como ganadores, pueden cuestionar su autoestima, sobre todo si sus entrenadores y padres expresan desencanto. La falta de interés en el juego o sentirse abrumado puede dar lugar a la ansiedad, un comportamiento perturbador, la escasa asistencia a los juegos, y el agotamiento.

Desertando

Es importante que tu hijo comprenda que su autoestima no se basa en si gana o pierde el juego, dice la American Academy of Pediatrics. Los niños deben inscribirse en deportes porque quieren, no porque alguien les dice que lo hagan. Además, los niños deben entender que el objetivo del deporte es aprender de sus errores y alcanzar su pleno potencial como jugador y como compañero de equipo. Habrá altibajos en todos los deportes, pero lo que importa es el esfuerzo que tu hijo ponga o no en el juego, que es lo que se queda con él para siempre.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda williams | Traducido por sandra magali chávez esqueda