¿La presión arterial alta puede provocar apoplejías, dolores de cabeza e infartos?

Casi 1 de cada 3 estadounidenses adultos tiene hipertensión, o presión arterial alta, lo que los pone en mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón o una apoplejía. El 69% de las personas que tienen su primer ataque al corazón y el 77% de las personas que tienen su primera apoplejía tienen hipertensión, según la American Heart Association. La hipertensión a menudo se le llama la "asesina silenciosa", ya que puede no provocar síntomas hasta que tus órganos, riñones, corazón, ojos o cerebro, ya han sido dañados. La AHA define la hipertensión como la presión arterial superior a 140/90 mmHg.

Hipertensión y ataques al corazón

La presión arterial alta genera cambios inflamatorios en las paredes de tus arterias y abre camino para desarrollar aterosclerosis, que se caracteriza por depositar placas de colesterol en las paredes de las arterias. La aterosclerosis reduce tus arterias coronarias, lo que restringe el flujo de sangre a tu corazón. Por lo tanto, para empujar la sangre contra las presiones más altas, tu corazón tiene que trabajar más, lo que aumenta la demanda de transporte de nutrientes y oxígeno para compensar el flujo reducido de sangre. Puede haber un ataque al corazón cuando la necesidad de oxígeno de tu corazón supera el suministro de sangre o, más comúnmente, cuando se forma un coágulo en una arteria coronaria estrechada y de pronto bloquea el vaso sanguíneo.

Apoplejía e hipertensión

Al igual que la hipertensión causa aterosclerosis en tus arterias coronarias, esta afección causa alteraciones ateroscleróticas en las arterias carótidas, que son las arterias principales que suministran sangre a la cabeza y al cerebro. Los coágulos pequeños sueltos en las paredes de las arterias carotídeas ateroscleróticas pueden viajar al cerebro, donde obstruyen un vaso sanguíneo y causan una apoplejía. Con menos frecuencia, la hipertensión puede romper un vaso sanguíneo dentro del propio cerebro y causar una apoplejía hemorrágica, que con frecuencia es mortal. El riesgo de padecer una apoplejía es aún mayor si tu presión arterial solo se eleva ligeramente. Un informe de julio de 2011 de la revista "Neurotherapeutics" identifica a la hipertensión como el principal factor de riesgo modificable de padecer apoplejías, lo que significa que es la causa más importante de apoplejía que es al menos parcialmente corregible y prevenible.

Dolor de cabeza poco común

Muchas personas creen que desarrollarán un dolor de cabeza, mareos, fatiga o cualquier otro síntoma cuando su presión arterial es alta. Es poco probable que tengas estos síntomas a menos que tu hipertensión está causando daño en los órganos. Debido a la disminución de los mensajes de dolor que surgen de tu cerebro y médula espinal, la presión arterial alta puede de hecho reducir tus probabilidades de tener un dolor de cabeza, según un estudio publicado en la edición de abril de 2002 de "Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry". Cuando alguien con hipertensión tiene un dolor de cabeza, podría ser un síntoma de la encefalopatía hipertensiva, la cual se caracteriza por una lesión cerebral provocada por la presión arterial alta grave. O bien, un dolor de cabeza en una persona hipertensa podría ser un síntoma de una apoplejía latente.

Consideraciones

La hipertensión es un factor importante de riesgo para padecer una apoplejía, un infarto e insuficiencia renal. Las personas que tienen su primera apoplejía o ataque al corazón debido a la hipertensión pueden siquiera saber que su presión arterial es elevada, ya que casi el 40% de los estadounidenses con presión arterial alta no lo saben. Y, entre los que saben que tienen hipertensión, solo el 60% la tiene controlada adecuadamente. Si tienes hipertensión, pregunta a tu médico con qué frecuencia debes hacer que te revisen la presión arterial. Si presentas síntomas inexplicables, como dolor de cabeza, falta de aire o dolor en el pecho, busca atención médica de inmediato.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por mayra cabrera