¿Una presión arterial baja puede afectar a la resistencia muscular?

Las campañas de difusión de salud pública con frecuencia se centran en los efectos negativos de la presión arterial, que pueden incluir un aumento en el riesgo de muerte prematura debido a un ataque al corazón o un derrame cerebral. Si bien la presión arterial baja puede ofrecer algunos beneficios para la salud, si tu presión arterial está por debajo de 90/60 tienes hipotensión. La hipotensión puede interferir con la capacidad de los músculos para trabajar con eficacia, y puede hacer que ejercitarte sea más difícil.

Hipotensión: ¿bendición o maldición?

Una variedad de factores pueden afectar a la presión arterial, y algunas personas en muy buena forma física experimentan una caída brusca de la presión arterial. Si eres un aficionado a la física y la presión arterial ha ido disminuyendo de manera constante, es posible que no interfiera con tu resistencia muscular. Tu médico no curará tu afección a menos que cause síntomas. Pero los problemas del sistema endocrino y cardiovascular, la deshidratación y el embarazo pueden causar que tu presión arterial baje, por lo que si el descenso es brusco, habla con tu médico. Algunas personas también experimentan una caída en la presión arterial inmediatamente después del ejercicio, pero esto no interfiere con tu resistencia.

Problemas con la resistencia muscular


Cuando haces ejercicio, tu presión arterial y la frecuencia cardíaca aumentan para suministrar sangre rica en oxígeno a tus músculos y órganos.

Cuando haces ejercicio, tu presión arterial y la frecuencia cardíaca aumentan para suministrar sangre rica en oxígeno a tus músculos y órganos. Las personas con un cuerpo y estado físico muy buenos no tienen que trabajar tan duro para lograr este objetivo, lo cual reduce la presión arterial. Pero para mucha gente, si la presión arterial es demasiado baja, los músculos pueden no funcionar tan bien. Es posible que experimenten, fatiga, dolor muscular, debilidad o sensación de hormigueo en los músculos.

Otras preocupaciones de la hipotensión

La hipotensión no sólo afectará a tu resistencia muscular, sino que también puede afectar a la resistencia general. Las personas con presión arterial baja son más vulnerables a los mareos y desmayos, lo que puede interferir con su capacidad para hacer ejercicio. También pueden experimentar dificultad para respirar, sed extrema, confusión, visión borrosa o piel fría y pegajosa. Estos síntomas también pueden ocurrir con otros trastornos, así que habla con tu médico en lugar de asumir que son un resultado de la presión arterial baja.

Opciones de tratamiento


El aumento de tu consumo de sal también puede aumentar tu presión arterial.

Si tu presión arterial es demasiado baja para ejercitar con seguridad y comodidad, el médico puede prescribir medicamentos o cambiar los medicamentos actuales, si ya te encuentras con medicamentos recetados. El aumento de tu consumo de sal también puede aumentar tu presión arterial. Hasta que tu hipotensión esté bajo control, evita ponerte repentinamente de pie, lo que puede causar desmayos, y bebe mucha agua antes, durante y después de tu entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por luciano ariel castro