Cómo presentar el reloj a los niños de primaria

¿Qué tan seguido le dices a tu hijo “¡Estás perdiendo el tiempo!” o “¡El reloj está avanzando! ¡Apúrate!”? Aunque los adultos miden sus vidas de acuerdo a las manecillas de un reloj, para los niños, el tiempo es un concepto abstracto. Podría ayudar sentarte con él y enseñarle exactamente cómo se ve el paso del tiempo usando manecillas de hora y minutos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Plato de papel
  • Papel construcción
  • Tijeras
  • Chinchilla para sostener papeles
  • Rotuladores
  • Papel
  • Pluma

Instrucciones

  1. Repasa los números del 1 al 60 para que tu hijo tenga la habilidad de leer tanto relojes digitales como análogos. Pide a tu hijo que escriba los números del 1 al 12 para que pueda leer un reloj análogo.

  2. Enseña a tu hijo un reloj estándar y dile que señale los números de las horas. Explica que la manecilla corta marca el paso de las horas, mientras que la manecilla larga cuenta los minutos. Enseña a tu hijo que cuando la manecilla corta se mueve del 12 al 1, ha pasado una hora. Cuando la manecilla larga se mueva de un punto al siguiente, habrá pasado un minuto. Pregunta a tu hijo, “¿cuántos minutos hay en una hora?”.

  3. Corta una manecilla larga y una corta con papel construcción de colores. Pega las manecillas al centro de un plato de papel con una chinchilla para sostener papeles. Pide a tu hijo que marque las horas alrededor del perímetro del plato. Di una hora y dile a tu hijo que mueva las manecillas de acuerdo a lo que pediste.

  4. Sigue con los minutos, una vez que tu hijo domine las horas. Explica que un reloj generalmente tiene seis marcas, una por cada 10 minutos, en su carátula. Dibuja las marcas en el plato de papel de tu hijo. Mueve las manecillas del reloj y pregunta a tu hijo qué hora es. Explica que no dices o escribes las palabras “en punto” cuando estás hablando de horas y minutos. Por ejemplo, debería decir “son las ocho y diez” no “son las ocho y diez en punto”.

  5. Repasa las fracciones y preséntale nuevas palabras relacionadas con decir la hora. Explica que hay dos maneras diferentes de describir la hora en el reloj. Por ejemplo, puedes decir cuatro y cuarto o cuatro quince. O puedes decir siete y media o siete treinta. Para terminar, explica la diferencia entre A.M. y P.M.

  6. Preséntalo con un reloj digital. Explica los puntos que se encuentran entre la hora y los minutos. Por ejemplo, 7:00 se puede leer como “siete en punto” pero 7:15 se lee como “siete quince” o “siete y cuarto”. En un pedazo de papel dibuja una serie de rectángulos divididos por la mitad con dos puntos. Di las horas y pide a tu hijo que practique escribiendo la hora en los relojes digitales de papel.

  7. Ten un diálogo con tu hijo en el que digan la hora. Pregúntale “¿A qué hora desayunas?” o “¿A qué hora regresas a la casa después de la escuela?”. Pide a tu hijo que responda con palabras y después que dibuje la hora en un reloj estándar o digital de papel.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por laura gsa