¿Cómo preparo las peras para congelarlas?

Existe una razón por la que la FDA enumera las peras como una de las 20 frutas más populares. Además de su sabor dulce y jugoso y su agradable textura, una pera de tamaño medio es un aporte lleno de nutrición. Conteniendo sólo alrededor de 100 calorías por porción, cada pera contribuye el 24 por ciento de tu requisito de fibra diaria, 10 por ciento de tus requisitos de vitamina C y 2 por ciendo de tus requisitos de calcio. Congelar peras es una buena forma de asegurarte de que puedes disfrutarlas durante todo el año y la correcta preparación asegura que tus peras estén tan saludables congeladas como cuando están frescas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Un pelador de verduras
  • Un cuchillo
  • Una olla
  • 3 tazas de agua
  • 1 taza de jugo de manzana o uva blanca
  • Una espumadera
  • Envases para congelador, de cuarto litro y/o cuarto galón
  • Ácido ascórbico

Instrucciones

  1. Enjuaga las peras con agua fría y luego pélalas con un pelador de verdura o de manzana.

  2. Corta cada pera a la mitad con un cuchillo afilado y quítale el corazón con una cuchara pequeña.

  3. Corta las mitades de pera en rodajas de 1/4 a 1/2 pulgada de grosor. Deberás poder conseguir alrededor de 12 rodajas de una pera de tamaño medio y 16 de una pera grande. Si es necesario, quita cualquier semilla remanente o tallo de la parte central de cada rodaja.

  4. Agrega agua y jugo de manzana o uva blanca a una olla para crear un almíbar ligero para congelar. Esto es suficiente para llenar envases de 16 a 25 cuartos. Aunque puedes elegir congelar las peras sin edulcorante, una pequeña cantidad ayuda a que mantengan su textura y color.

  5. Lleva el líquido a hervor en tu hornalla y agrega las rodajas de pera; reduce el calor a bajo y deja hervir a fuego lento por uno a dos minutos.

  6. Quita las peras de la olla con una espumadera y agrégalas a envases para congelador. Empaca las frutas de forma ajustada pero sin pisarlas.

  7. Agrega 3/4 cucharada de ácido ascórbico por cuarto de almíbar para congelar, dejando que éste se enfríe y luego vertiendo el líquido en los envases para congelador. Deja un espacio de 1/2 pulgada entre el líquido y la parte superior del envase de cuarto litro y 1 pulgada de espacio para un envase de tamaño de un cuarto de galón.

  8. Sella los envases y colócalos en el congelador.

Consejos y advertencias

  • Una buena estimación es comprar 1 libra de peras frescas para hacer 2 tazas de rodajas de peras congeladas. Busca peras que estén frescas y firmes, maduras pero no demasiado. Si es necesario, guárdalas en un lugar oscuro y fresco para promover la maduración antes de prepararlas para congelarlas.
  • Si estás cortando un gran número de peras, evita que las rodajas se pongan marrones antes de congelarlas agregándolas a un bol con agua y 1 cdta. de ácido ascóbrico.
  • Puedes congelar peras por hasta 18 meses.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie lohrey | Traducido por aldana avale