Cómo prepararse para un recorrido a caballo

No encontrarás una actividad más idílica que efectuar un recorrido a caballo a través del bosque. Cuando estás lo suficientemente entrenado para dominar un caballo, un paseo por un sendero boscoso te permitirá estar en contacto con la naturaleza, mientras te tomas el tiempo necesario para conocer más a fondo a uno de los compañeros más fieles de la humanidad. Antes de aventurarte por el camino, dedica unos momentos a considerar tanto tu salud y seguridad como las del caballo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Botas
  • Vaqueros o pantalones largos
  • Sombrero de ala
  • Teléfono celular o radiobaliza de emergencia
  • Equipo de primeros auxilios
  • Mapas
  • Cuchillo
  • Soga
  • Cuerda
  • Gancho limpiacascos
  • Alforjas
  • Botella de agua
  • Bocadillos
  • Almohaza
  • Cepillo para caballos
  • Pantalla solar
  • Repelente para insectos

Instrucciones

  1. Debes contar con el equipamiento adecuado para salir a caballo.

    Viste ropas apropiadas, incluyendo botas con taco que te ayude a mantener los pies en los estribos; pantalones que protejan tus piernas de los raspones en el camino, y un sombrero para resguardarte del sol.

  2. Incluye los elementos necesarios para tu seguridad y la del caballo.

    Empaca un equipo con elementos esenciales, incluyendo un teléfono celular o una radiobaliza de emergencia; y un equipamiento de primeros auxilios que contenga insumos tanto para el jinete como para el caballo, tales como vendas, cinta adhesiva y coagulante sanguíneo. También necesitarás mapas de la zona, una cuerda, un cuchillo, un gancho limpiacascos para ayudar a tu caballo a remover las piedras de sus cascos, botellas de agua y bocadillos. Depende de ti usar o no una alforja sobre el caballo, o simplemente usar una mochila o riñonera que contenga algunos de estos elementos. Antes del recorrido, bebe una buena cantidad de agua, y permite que tu caballo también lo haga.

  3. Toma las precauciones esenciales antes de salir con tu caballo.

    Peina a tu caballo con una almohaza, y luego continúa a fondo con el cepillo. Inspecciona los cascos del caballo, y remueve cualquier piedra o deshecho que haya quedado cerca de las patas.

  4. Aplica protector solar y repelente para insectos.

    Aplícate pantalla solar y repelente para insectos, si fuese necesario. Si tienes un caballo de color claro, "America's Horse Daily" también recomienda que le apliques protector solar al caballo.

  5. Revisa el equipamiento para equitación.

    Coloca la silla de montar sobre el caballo, y ajusta las cinchas de manera lenta y cuidadosa. Inspecciona la silla, las cinchas, el cabestro y el resto del equipo a medida que lo ubicas. Fíjate si hay roturas u otro tipo de problemas, y reemplaza cualquier pieza que parezca sospechosa.

  6. Realiza una entrada en calor antes de salir a caballo.

    Realiza una entrada en calor antes de iniciar el recorrido, al caminar o correr de cinco a diez minutos. Continúa con algunos estiramientos básicos tales como flexiones hacia adelante, sentadillas y patadas hacia el frente. Cuando salgas al camino, mantén un ritmo lento y sereno por al menos cinco a diez minutos, para permitir que tu caballo entre en calor. Haz lo mismo al final del recorrido, para que el animal camine de manera lenta de regreso al establo para enfriarse. Cuando desmontes, realiza algunos estiramientos y camina una distancia corta para que tu cuerpo recupere su temperatura habitual.

Consejos y advertencias

  • Si sales a recorrer un sendero boscoso a caballo, resultará seguro dar por sentado que ya tienes algunas habilidades en cuanto al dominio de la equitación, y sabes cómo detenerte, girar y conducir tu caballo en general. Si no cuentas con esas habilidades, el primer paso debería ser tomarte el tiempo necesario para aprender, y practicar con paseos cercanos a tu hogar.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole vulcan | Traducido por sofia elvira rienti