Cómo prepararse para un juego de fútbol

Los jugadores de fútbol por lo general se alistan para un juego de manera muy seria. A nivel adulto, el juego dura 90 minutos y se necesita de mucho tiempo para intentar competir de manera atlética en caso de que pierdas algún elemento crítico del equipo o abandones el calentamiento. Cuando cuentes con tu maleta de entrenamiento y con buenos hábitos de preparación el proceso de preparación se convierte en algo relativamente sencillo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Lava el jersey o playera de liga y los shorts de tu equipo, así como las calcetas para fútbol y la ropa interior una noche antes del juego y, de preferencia, una semana antes e inmediatamente después del partido. Guarda tus tacos o zapatos deportivos en tu maleta deportiva junto con los botines de fútbol y una playera de cambio para después del juego, las cuotas del árbitro y de la liga, el programa de la liga y un certificado médico firmado si es necesario y una barra energética y agua embotellada. Evita dejar estas tareas para el último momento ya que puedes llegar tarde al juego con el jersey equivocado o sin ninguno de estos elementos.

  2. Guarda dos pares de espinilleras de buena calidad. El primer par los puedes llevar al campo y el segundo par te sirve como repuesto o para un compañero menos preparado en caso de que alguno pierda las primeras.

  3. Haz un inventario de tu maleta para un kit de primeros auxilios que incluya aspirinas, vendaje en tiras, cinta atlética, bloqueador solar, vendas elásticas, toallitas antisépticas y bolsas de plástico para hielo triturado y quita cualquier artículo que no necesites. Incluye un inhalador en caso de que sufras de asma y soportes para tobillos o rodilleras en caso de que tengas alguna lesión crónica. Agrega cortaúñas en caso de que en el medio tiempo notes algún problema entre tus pies y tus zapatos ajustados.

  4. Come aproximadamente tres horas antes del juego, así como una botana ligera alrededor de una hora antes del juego. Vístete en casa con el equipo salvo las espinilleras y los tacos y cualquier rodillera o protector de tobillos que necesites. Usa zapatos de calle antes de llegar al juego. Llegar al lugar por lo menos 45 minutos antes de que empiece el juego te da más tiempo para potenciales retrasos por tráfico. Revisa las grabaciones telefónicas de la liga para ver las condiciones del campo de juego en caso de que el clima esté confuso y llama al personal encargado del campo en caso de que haya nieve o granizo para ver si el juego se va a realizar.

  5. Cambia los tacos, los soportes para tobillo y las rodilleras cuando llegues al campo. Llega al campo aproximadamente 25 minutos antes del juego, calienta haciendo cariocas, patadas en las nalgas, levantamientos de rodillas y trotando alrededor del campo. Júntate con tus compañeros de equipo para que se ayuden a hacer estiramientos en los tendones y otros elementos que rige el calentamiento de FIFA+11 diseñado para evitar lesiones en el fútbol.

  6. Forma un círculo grande en el campo y practica pases rasos y en el aire con tus compañeros, en caso de que seas jugador de campo. Si eres portero pide a uno o dos delanteros para que lancen tiros rasos, a la altura del muslo y balones altos hacia la portería. Toma este tiempo para concentrarte en tus prioridades y metas para el juego y practica auto consejos positivos para dar lo mejor de ti durante el juego.

  7. Crea la alineación en caso de que seas el entrenador y preséntala a los jugadores justo antes del silbatazo inicial. Prepara dos o tres consejos con base en los encuentros anteriores con tu oponente como trabajar con el balón bombeado, entrar directamente a la portería o marcar de manera particular a delanteros peligrosos.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por karen angelica malagon espinosa