Cómo preparar tu propia crema exfoliante con sal marina y menta

Prepara tu propia crema exfoliante con sal marina y menta y sentirás que saliste del spa por una fracción de dinero. El uso semanal de la crema exfoliante eliminará la capa superior de piel muerta y seca y dejará tu piel refrescada, la cual podrá absorber tu hidratante favorito con más efectividad. La crema exfoliante con sal marina y menta no es difícil de preparar pero los beneficios son destacables, afirma Rosemary Gladstar en "Rosemary Gladstar's Herbs for Natural Beauty" ("Hierbas para la belleza natural por Rosemary Gladstar").

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • 2 tazas de sal marina
  • Tazón
  • 2 tazas de aceite
  • 20 a 30 gotas de aceite esencial de menta
  • Frasco de vidrio de boca ancha o contenedor hermético de plástico

Instrucciones

  1. Coloca 2 tazas de sal marina en un tazón. Agrega 2 tazas de aceite saludable como aceite de alazor, de semillas de la uva, de girasol, de hueso de albaricoque, de jojoba y de oliva. Evita utilizar aceites minerales o aceite de bebé, los cuales no penetran la piel con efectividad. Agrega más aceite si es necesario. La mezcla debería parecerse al aguanieve, ni demasiado seca ni demasiado húmeda.

  2. Incorpora 20 a 30 gotas de aceite esencial de menta. Mezcla hasta que el aceite esencial esté totalmente incorporado en la mezcla de sal marina y aceite.

  3. Guarda la crema de sal marina y menta en un frasco de vidrio de boca ancha con una tapa o en un contenedor hermético de plástico.

  4. Humedece tu piel y aplica la crema exfoliante, comienza por los pies y trabaja hacia arriba. Aplica la crema en todo el cuerpo. Si lo deseas, aplica la crema con una esponja de lufa o cepillo de malla. Enjuaga la crema con una ducha tibia. Evita utilizar la crema sobre los cortes o raspaduras en la piel o sobre la piel irritada.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por silvina ramos