Cómo preparar pavo deshuesado con salmuera

Al igual que los pavos enteros, los pavos deshuesados vienen en una variedad de tamaños, variando entre las 2 o 3 libras hasta las 20 libras. Sin importar el tamaño, un beneficio que tiene la pechuga es que toma menos tiempo en cocinarse, en comparación con el pavo entero. Pero la carne de la pechuga puede ser difícil de cocinar de modo que quede jugosa y suculenta, especialmente sin los huesos. Colocar el pavo en salmuera, es decir, una solución de agua, sal y especias, puede ayudar a que la carne quede jugosa y tierna. Para un mejor resultado, deja el pavo en la salmuera entre 12 y 24 horas antes de cocinarlo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Olla o balde
  • Bolsa para la salmuera
  • Sartén
  • Agua
  • Sal
  • Condimentos

Instrucciones

  1. Forra tu contenedor con una bolsa apta para hornos o para salmueras. Además de permitirte limpiar con facilidad, el agua contenida en la bolsa ayuda a evitar que gotee por todo el refrigerador. El contenedor debe ser lo suficientemente grande para sumergir la pechuga de pavo en el agua; prueba con una olla o un balde.

  2. Vierte 1 cuarto de agua en una sartén. Añade 1/2 a 3/4 tazas de sal gruesa. La sal es el ingrediente clave de la salmuera, haciendo que la carne quede a la vez que la condimenta. Si bien la sal fina suele retirar la humedad de los alimentos, como lo haría en una marinada en seco, cuando se trata de agua combinada con agua ocurre lo opuesto. La solución hidrata la carne del pavo y ayuda a que retenga sus jugos.

  3. Agrega condimentos y especias adicionales al agua. Algunas opciones habituales son hojas de laurel, cebolla, ajo, tomillo, semillas de cilantro y semillas de mostaza. Calienta la mezcla para que llegue a un hervor suave y cocínala hasta que la sal se haya disuelto. Retira los condimentos y especias y deja que la preparación se enfríe por unos 5 minutos.

  4. Coloca la pechuga de pavo en una bolsa para salmuera. Coloca la preparación por sobre la carne. Cubre la pechuga de pavo completamente, completando con agua fría.

  5. Ata la bolsa de modo que esté sellada. Coloca en la olla o balde que contiene la bolsa con el pavo dentro del refrigerador y deja que el pavo esté en remojo por 24 horas.

  6. Retira el pavo del refrigerador y déjalo allí por una hora antes de condimentarlo y asarlo como deseas.

Consejos y advertencias

  • Utiliza una caja para hielo, si no tienes el espacio suficiente en el refrigerador para que el pavo se enfríe durante 24 horas. Coloca la olla o balde allí dentro y cubre con hielo. Cambia el hielo de forma frecuente; para que se mantenga la seguridad alimenticia debe mantenerse una temperatura inferior a los 40 ºF.
  • Con cuidado deshazte de la salmuera cuando hayas terminado de preparar el pavo. Esta agua no debe ser utilizada en la cocción del pavo ni en ningún otro propósito.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por andrés marino ruiz