Cómo preparar pasta de calabacín

Escrito por Joshua McCarron | Traducido por Gabriela Nungaray
El calabacín puede ser sustituido para la pasta en algunas recetas.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El calabacín se considera un vegetal por la mayoría de la gente, pero técnicamente es una fruta. A menudo se sirve como guarnición o como ingrediente en sopas, guisos, ensaladas o sándwiches vegetales a la parrilla. Una aplicación que para la mayoría de la gente no es probable es hacer pasta de calabacín. Es común añadir el calabacín a las salsas de pasta, pero utilizando el mismo calabacín como la pasta le da al platillo una nueva dimensión.

Corte con tu mandolina el calabacín en tiras en el ajuste más fino o rebana el calabacín en tiras con un pelador de vegetales.

Coloca las tiras de calabacín unas sobre otras y corta en juliana, que se asemejen a los fideos.

Agrega los fideos de calabacín a la sartén y saltea a fuego medio, revolviendo en el aceite de oliva. Saltea el calabacín hasta que las tiras sean casi translúcidas, luego retíralas de la sartén.

Sirve la pasta de calabacín sólo con sal y pimienta o con una salsa de tomate fresco o salsa de pesto y queso parmesano rallado.

Consejo

Sirve el espagueti (spaghetti) de calabacín crudo a temperatura ambiente si eres un entusiasta de la comida cruda. Retira el calabacín tan pronto como esté translúcido o se romperán rápidamente. Detente de cortar las tiras cuando llegues a las semillas en el centro, luego descarta el núcleo y continúa. Cocina el calabacín en dos lotes separados para ayudar a mantener los "fideos" separados.