Cómo preparar mentalmente a tu hijo para el entrenamiento de control de esfínter

Cuando un niño pequeño o preescolar crece, aprender a ir al baño puede ser un hito importante que anticipas. El éxito depende de proceder sólo después de determinar que tu hijo está física y emocionalmente listo para aprender dichas habilidades. Parte de esta capacidad incluye la voluntad de cooperar con el proceso, según el sitio web del National Health Service (Servicio Nacional de Salud). Preparar mentalmente a tu hijo también es importante para asegurarte de que está listo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Libros sobre el entrenamiento de control de esfínter

Instrucciones

    Tu hijo ha llegado a la edad en que debe aprender a usar el baño

  1. Permite que tu hijo se familiarice con el baño y el inodoro antes de comenzar el entrenamiento de control de esfínter. Una publicación de la Northern Illinois University (Universidad del Norte de Illinois) sugiere permitir que un niño observe a otros cuando utilizan el inodoro para aprender sobre el proceso.

  2. Explícale a tu niño que pronto será lo suficientemente grande como para aprender a usar el inodoro, también. Háblale sobre el proceso de ir al baño para que entienda lo que está involucrado.

  3. Proporciona una oportunidad para que tu hijo practique operando el inodoro y lo utilice. Dale un taburete y ayúdale a subir y bajar del inodoro, con la ropa puesta o sin sus pantalones. Ayúdale a subirse los pantalones si es necesario y muéstrale cómo tirar de la cadena. Enséñale a lavarse bien las manos después de tocar el inodoro.

  4. Compra ropa interior de niño grande e invita a tu hijo a escoger el tipo que quiere. Exuda entusiasmo por la ropa interior para que el niño lo capte.

  5. Compra libros infantiles acerca de control esfínteres para que tu hijo aprenda más sobre el proceso. Sugerencias para libros apropiados incluyen "A Potty for me!: A Lift-the-Flap Instruction Manual" ("¡Una bacinica para mi!: un manual de instrucciones para levantar la tapa") de Karen Katz, "My Big Boy Potty" ("Mi niño grande ya sabe usar el baño") por Joanna Cole y "Princess Potty" ("Princesa bacinica") de Samantha Berger y Amy Cartwright.

  6. Elige un día para poner en marcha el proceso. Una vez que estés satisfecha de que tu hijo está listo y lo hayas preparado de la manera adecuada, dile que vas a empezar a ayudarle a usar la bacinica. Exagera la anticipación y pon en marcha la formación de una manera positiva.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por barbara obregon