Cómo preparar un limpiador casero para el cabello grasoso

Los cambios hormonales, la cantidad de glándulas que contiene tu cuero cabelludo y la textura del cabello son todos factores que influyen sobre el aspecto grasoso de éste, de acuerdo a Health Services at Columbia. Si tienes cabello grasoso, lo último que debes hacer es usar un limpiador con químicos fuertes que dejen residuos de grasa en tu cuero cabelludo. Preparar tu propio limpiador casero para cabello grasoso puede ayudarte a dar equilibrio a tu cuero cabelludo y a solucionar tus problemas de grasa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Bicarbonato de sodio
  • Recipiente plástico pequeño
  • Agua tibia
  • Acondicionador

Instrucciones

  1. Vierte dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un pequeño recipiente plástico. Añade apenas el agua tibia justa para elaborar una fina pasta.

  2. Entra a la ducha y lleva tu limpiador casero. Enjuaga tu pelo con agua tibia, saturándolo por completo.

  3. Frota la pasta de bicarbonato en tu pelo y cuero cabelludo mojados, utilizando tus dedos. Deja que el limpiador repose sobre tu cabeza durante tres minutos.

  4. Espera tres minutos, luego enjuaga bien tu pelo con agua tibia. Enjuaga todos los restos de la pasta de bicarbonato de sodio. Aplica un acondicionador para cabello grasoso sobre las puntas de tu pelo.

  5. Enjuaga el acondicionador de tu pelo. Seca y peina tu pelo normalmente.

Consejos y advertencias

  • Reemplaza tu champú regular de uso diario por el bicarbonato de sodio. Lava tu pelo todos los días, o por lo menos cada dos días, para limpiar la grasa.
  • A menudo, las puntas de tu pelo son las partes que necesitan más acondicionador.
  • El bicarbonato de sodio puede resecar tu pelo, así que no dejes de usar el acondicionador.
  • No apliques el acondicionador sobre tu cuero cabelludo o tus raíces. Sólo estarás añadiendo grasas innecesarias a tu cabeza.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por pau epel