Cómo preparar lasaña en el horno

Cocinar en horno es la forma más común de cocinar cualquier variedad de lasaña. Con la excepción de cualquier tipo de carne incluida en la receta y la pasta, la cual se cocina antes de colocar las capas de otros ingredientes en el refractario, hornear sirve para calentar la comida y mezclar los sabores en lugar de elevar la temperatura del platillo para que llegue a un nivel seguro de cocción. Por lo tanto, los tiempos de cocción y temperaturas necesarias para la lasaña son generalmente los mismos sin importar cuáles sean los ingredientes de la receta.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Papel aluminio

Instrucciones

  1. Ajuste la parrilla del horno para que la lasaña se encuentra en el centro del horno. Esto mejora la circulación de calor y asegura que tu lasaña se cocine uniformemente.

  2. Precalienta tu horno a una temperatura de horneado media-alta de 350 a 375 °F. Permite que se caliente por alrededor de 30 minutos para asegurarte de que el horno llegue a la temperatura correcta.

  3. Cubre el refractario y hornea la lasaña por 30 a 45 minutos o hasta que una inspección visual revele un burbujeo de la salsa en la capa superior de la pasta y el queso. Cubrir el refractario evita que la capa superior de la lasaña se tueste demasiado rápido mientras que la parte media aún se está cociendo. Si tu refractario no tiene una tapa para horno, usa papel aluminio.

  4. Quita la tapa, espolvorea una capa final de queso a tu gusto y hornea la lasaña por otros 10 o 15 minutos para derretir el queso y tostar la parte superior de la lasaña.

Consejos y advertencias

  • Descongela la lasaña congelada, manteniéndola dentro de su envoltura por 12 horas dentro del refrigerador antes de empezar a cocinarla.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie lohrey | Traducido por ulises domínguez