Cómo preparar una jugosa hamburguesa casera en el horno

Las hamburguesas pueden cocinarse de muchas formas diferentes, incluyendo en la estufa, a la parrilla o en el horno. La hamburguesa cocida al horno también tiende a ser más jugosa y tierna, debido a que el calor se distribuye uniformemente durante el proceso de cocción. Los tipos más comunes de carne utilizados para hamburguesas son la carne molida y el lomo molido. Ambos tipos de carne pueden comprarse en tu supermercado local. Busca carnes con menos contenidos grasos para consumir hamburguesas más saludables.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Aerosol antiadherente para cocinar
  • Bandeja para hornear
  • 1/4 lb (0,11 kg) de carne molida
  • 1/2 cucharadita de sal kosher
  • 1/2 cucharaditas de pimienta negra molida
  • Tenazas de cocina
  • Guantes para hornear
  • 1/4 de taza de pimienta verde triturada
  • 1/4 de taza de cebolla picada
  • Termómetro para carnes

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 400 F (204,4°).

  2. Lava tus manos. Combina 1/4 lb (0,11 kg) de carne molida, 1/2 cucharadita de sal kosher y 1/2 cucharadita de pimienta negra molida. Mezcla todo junto y forma una bola, que debe tener un tamaño aproximado de una pelota de golf.

  3. Aplasta la bola en una hamburguesa de menos de 1/2 pulgada (1,25 cm) de grosor. Usualmente, cuanto más delgada es la hamburguesa, menos chances hay de que se cocine en exceso y se seque su exterior.

  4. Rocía una bandeja para hornear con aerosol antiadherente de cocina. Coloca la bandeja en el horno cinco minutos antes de usarla. Calentar la bandeja antes de que la carne la toque dorará la hamburguesa rápidamente, fijando sus jugos en el interior.

  5. Coloca la hamburguesa en la bandeja para hornear, usando las tenazas de cocina.

  6. Hornea la carne durante cinco minutos. Después de este lapso, los jugos empezarán a aparecer sobre la superficie de la hamburguesa. Esta es una buena señal de que el interior de la carne se está cocinando. Saca la bandeja del horno con unos guantes para hornear. Voltea la hamburguesa usando las tenazas. Agrega 1/4 de taza de pimienta verde triturada y cebolla picada sobre la superficie de la hamburguesa.

  7. Regresa la bandeja al horno. Hornea durante 5 a 12 minutos adicionales, o hasta que el interior de la hamburguesa pierda su color rosa. Introduce un termómetro para carnes en el centro de la hamburguesa. Asegúrate de que marque una temperatura interna mínima de 160 F (71,1°).

Consejos y advertencias

  • Los condimentos más populares para una hamburguesa, después de la sal y la pimienta, son la cebolla picada y el polvo de ajo.
  • Si refrigeras la hamburguesa, mantenla a 40 F (4,4°) o menos y úsala dentro de dos días.
  • Nunca dejes carne molida a temperatura ambiente por más de dos horas.

Más galerías de fotos



Escrito por jasmine knight | Traducido por pau epel