¿Cómo puedo preparar un glaseado simple sin extracto de vainilla?

El simple glaseado de crema de manteca suele obtener su sabor del extracto de vainilla para tener algo más además del gusto del azúcar y la manteca, pero el extracto de vainilla puede ser omitido o reemplazado por un sabor diferente. Aún puedes utilizar el glaseado para colocarlo sobre pasteles, pastelillos, galletas y más. Puede que sea mejor omitir los saborizantes del todo si no quieres que el gusto compita con el del pastel, sino que simplemente quieres resaltarlo con una cubierta dulce.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Mezcladora eléctrica
  • Tazón
  • Manteca
  • Extracto saborizante o chocolate (opcional)
  • Azúcar en polvo
  • Leche

Instrucciones

  1. Bate la manteca blanca con una mezcladora eléctrica hasta que quede blanca. Se requiere una taza de manteca para preparar 3 tazas de glaseado. Aunque la crema de manteca se utiliza mucho, el glaseaso no tiene porqué incluir manteca. En su lugar, puedes omitir la manteca y preparar un glaseado fino y líquido que puedes vertir sobre rosquillas caseras o utilizarlo para remojar tostadas francesas.

  2. Mezcla tu elección de saborizantes con la crema de manteca, si lo deseas, utilizando alrededor de una cucharadita de extracto saborizante, como almendra o limón, por cada tres tazas de glaseado. Mezcla 1/4 de taza de polvo de cacao o 3 onzas de chocolate derretido para preparar un glaseado de crema de manteca de chocolate. Si lo prefieres, omite el saborizante completamente para preparar un glaseado de crema de manteca simple.

  3. Añade azúcar en polvo de a una taza a la vez y mezcla bien a velocidad media hasta que queden bien incorporada, espesa y seca. Necesitarás 4 tazas o alrededor de 1 libra de azúcar en polvo por cada 3 tazas de glaseado.

  4. Mezcla la leche de a una cucharada a la vez a velocidad media utilizando entre 2 y 4 cucharadas por cada 3 tazas de glaseado. Mezcla el glaseado por alrededor de 5 minutos hasta que quede ligero y esponjoso. La cantidad de leche varía, así que añade una cucharada a la vez hasta que se formen picos suaves. Si omitiste la manteca y planeas preparar un glaseado fino y líquido, utiliza aún más leche hasta lograr una consistencia fina que se vierte fácilmente desde una cuchara.

Consejos y advertencias

  • Si quieres un glaseado de crema de manteca que conserve su forma, ya sean flores y otras decoraciones, puedes susituir la mitad de la manteca por reducción vegetal. La reducción vegetal se mantiene sólida a temperatura ambiente y no se derretirá tan fácil como la manteca.
  • Puedes añadir entre 1 y 2 cucharadas de distintos líquidos para darle sabor al glaseado sin extracto de vainilla. Intenta con jugo de naranja, espresso, licor de café o licor de menta. Si eliges esta opción, sustrae la cantidad de jugo de naranja o espreso del total de leche en el glaseado.

Más galerías de fotos



Escrito por amelia allonsy | Traducido por ana grasso