Cómo preparar una crema hidratante natural para el rostro

Las cremas hidratantes, tanto comerciales como naturales, funcionan reteniendo la humedad en la capa externa de la piel y previniendo o combatiendo la sequedad. Se sabe que la mayoría de las cremas hidratantes contienen un humectante, un emoliente, un conservador y una fragancia. Cada uno de estos ingredientes juega un papel importante en la eficacia de la crema hidratante. Normalmente las fórmulas humectantes caseras y naturales contienen glicerina como humectante, aceites o grasas sólidas como emolientes, aceites esenciales como fragancias y vitamina E como conservador. Cuando se emulsionan, estos ingredientes crean una mezcla calmante, hidratante y curativa para el rostro, que se adaptará de forma natural a todo tipo de piel.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • 2 cucharadas de aceite de almendras
  • 2 cucharadita de glicerina vegetal
  • 1 1/2 cucharadita de cera de abejas rallada
  • 2 Cacerolas pequeñas
  • 1 cucharada de agua destilada, agua de manantial o agua de rosas
  • Batidor de alambre
  • 1 cápsula de vitamina E
  • 30 gotas de aceite esencial de tu elección
  • 1 frasco de almacenamiento de vidrio

Instrucciones

  1. Combina el aceite de almendras, la glicerina vegetal y cera de abejas en una cacerola pequeña. Coloca dicho recipiente a fuego bajo y calienta la mezcla poco a poco, revolviendo ocasionalmente, hasta que la cera se derrita.

  2. Calienta el agua destilada, el agua de manantial o el agua de rosas a fuego lento en otra cacerola separada.

  3. Retira los dos recipientes del fuego. Deja que sus contenidos se enfríen hasta casi alcanzar la temperatura corporal, o hasta que la cera y la mezcla de aceite empiece a espesar pero todavía se conserve líquida.

  4. Rocía el agua tibia en la mezcla de aceite y cera, mientras la agitas rápidamente con un batidor de alambre. Continua batiendo vigorosamente durante tres a cuatro minutos o hasta que se forme una emulsión de color amarillo pálido.

  5. Pincha la cápsula de vitamina E y escurre su contenido en el preparado de cera. Agrega el aceite esencial y continua batiendo durante cuatro o cinco minutos. Ahora deberías tener una crema espesa y brillante.

  6. Vierte la crema hidratante en un frasco de vidrio limpio, asegura la tapa en su lugar y guarda el preparado en un lugar fresco y seco. Deja que la crema se asiente durante al menos una hora antes de usarla por primera vez.

Consejos y advertencias

  • Para obtener los mejores resultados, utiliza aceites esenciales que beneficien tu tipo de piel. Debido a que esta crema hidratante es para uso facial, utiliza aceites suaves y nutritivos como el de lavanda para la piel normal, el de neroli para la piel grasa o el de rosa y geranio para la piel seca.
  • Si vas a utilizar la crema durante los próximos 30 días, no necesitarás refrigerarla. En cambio, si preparaste una cantidad para usar durante 3 o hasta 6 meses, deberás guardarla en el refrigerador.
  • Los ingredientes de esta crema están altamente concentrados, por lo que se requiere usar sólo una cantidad pequeña en cada aplicación. Antes de utilizarla, frótala crema entre tus manos para entibiarla y luego aplícala con un masaje suave en tu rostro y cuello.

Más galerías de fotos



Escrito por willow sidhe | Traducido por pei pei